Jueves, 15.11.2018 - 01:47 h
Desmontando los datos del INE

El plan de Valerio contra el fraude laboral resbala en la EPA: el 90% son temporales

España contaba con 4.507.900 asalariados con contrato temporal en el tercer trimestre, la cifra más elevada de la última década.

La Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre arroja un dato abrumador: casi el 90% de los contratos firmados este verano en España nacieron sentenciados. En concreto, de los 176.300 nuevos asalariados del trimestre, 151.000 eran temporales, frente a apenas 25.300 indefinidos. Unas cifras en las que resbala la ministra Magdalena Valerio con su Plan Director por un Trabajo Digno, que puso en marcha en agosto y del que hacía un balance "récord" hace tres semanas. 

La responsable de Trabajo presentaba en la reunión del Consejo de Ministros el pasado 5 de octubre un informe sobre el estado de ejecución del plan contra el fraude laboral que, en una primera fase, supuso el envío de 81.639 cartas a empresas presuntamente incumplidoras. De ellas, 57.677 cartas relativas a fraude en la contratación temporal y 23.962 relativas a contratación a tiempo parcial. En total, afectaban a 130.831 trabajadores. Según explicó Valerio, como consecuencia de estas comunicaciones, un total de 47.205 contratos temporales se transformaron en indefinidos, lo que supone el 58,6% de los trabajadores afectados.

Un balance nada desdeñable, pero que se ha chocado hoy con la realidad de una EPA que refleja que la enquistada temporalidad, lejos de menguar, sigue creciendo y lastrando las condiciones de los contratos que firman los trabajadores españoles. Cerca de nueve de cada diez contratos rubricados en estos tres meses de verano tenían fecha de caducidad, una cifra que se aproxima al panorama que dibuja todos los meses el Ministerio de Trabajo cuando hace públicos los datos del Sepe. 

Este nivel cercano al 90% dista mucho además del registrado entre julio y septiembre del año pasado, cuando el porcentaje de temporales sobre los nuevos asalariados, aunque también era excesivamente elevado, no alcanzaba el 69%. Fue un verano de récord en creación de empleo, con un incremento de la ocupación de 235.900 personas (frente a 183.900 en esta temporada estival) de los cuales 216.400 eran asalariados, entre 148.900 temporales y 67.500 fijos.

En total, el mercado laboral español contaba con 4.507.900 asalariados con contrato temporal en el tercer trimestre de este año, la cifra más elevada de la última década. Hay que remontarse hasta finales de 2008 para encontrar una cantidad mayor en términos brutos. Con todo, la tasa de temporalidad (el porcentaje de contratos inestables sobre el total de asalariados del mercado) escala este verano hasta el 27,43%.

Una proporción que sigue siendo desmesurada. Es la mayor tasa de temporalidad que se registra en nuestro país desde 2008, según ha denunciado esta mañana la secretaria de Empleo y Cualificación profesional de CCOO, Lola Santillana, quien ha señalado que “los datos positivos de la EPA del tercer trimestre de este año no ocultan la situación laboral de nuestro país, marcada por la devaluación salarial y la precarización del empleo y las condiciones de trabajo”. A su juicio, el plan puesto en marcha por Trabajo podría no ser suficiente, por lo que ha pedido la creación de "una mesa de economía sumergida que aborde, entre otras, medidas para frenar la temporalidad y la parcialidad".

Incluso desde el Gobierno, la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, ha hecho una lectura similar, al calificar las cifras de esta EPA  como "muy positivas", no sin admitir que todavía existen "sombras", como la tasa de temporalidad, que afecta "en particular al sector turístico". No en vano, los servicios sufren una tasa de temporalidad del 26,6%, según los datos que maneja el INE, pero es que además el sector acapara el 75% de los contratos temporales que existen en España en estos momentos.

El 40% no sabe cuándo acaba su contrato

La encuesta que ha difundido hoy el INE pone de manifiesto la inseguridad que sufren cientos de miles de trabajadores que no saben cuándo acabará su contrato. No es un dato baladí: 1.775.700 personas manifiestan en sus respuestas que han firmado con la empresa para más de un mes, pero desconocen hasta cuándo trabajarán allí. Suponen el 40% y son el grueso del total de asalariados con una relación laboral de carácter temporal. 

A estos se suman otros 281.700 que, directamente, desconocen la duración de su contrato, y 72.200 que están seguros de que prestarán sus servicios por menos de un mes, pero no concretan por cuánto tiempo. 

Otro 30% se compone de relaciones laborales que van de 1 a 6 meses. En concreto, 669.200 contratos duran entre uno y 3 meses y el resto, 677.900, entre cuatro y seis meses. Aquí se añaden otros 150.000 contratos con una duración inferior a un mes.

Ahora en Portada 

Comentarios