Air France planea reducir su flota y reforzar su línea de bajo coste

La aerolínea Air France informó hoy de que planea reducir su flota y reforzar su línea de bajo coste, Transavia, con el objetivo de ahorrar 2.000 millones de euros de aquí a 2015, dentro de un plan de ahorro que reconoció también que afronta con "exceso de trabajadores".

París, 24 may.- La aerolínea Air France informó hoy de que planea reducir su flota y reforzar su línea de bajo coste, Transavia, con el objetivo de ahorrar 2.000 millones de euros de aquí a 2015, dentro de un plan de ahorro que reconoció también que afronta con "exceso de trabajadores".

La compañía presentó hoy su proyecto estratégico e industrial, bautizado como "Transform 2015", que aspira a "recuperar la competitividad y volver a posicionar el producto y el servicio al cliente en el mejor nivel mundial".

El grupo, según destacó en un comunicado, ha decidido reestructurar su actividad de corto y medio recorrido, con una reducción de cerca de un cuarto de su flota en el horizonte de 2014, con la retirada de 34 de los 145 aviones que opera, en los que no se incluyen los utilizados por Transavia.

Para aumentar la competitividad va a modificar además su red de corto y medio trayecto apoyándose en los principios adoptados en sus bases de Marsella, Toulouse y Niza: Aumentar en más de una hora por día el tiempo de uso de los aviones y las horas de vuelo por turno efectuadas por su personal.

Air France prevé igualmente que Transavia opere en el horizonte de 2015-2016 entre 20 y 22 aviones, frente a los ocho actuales, y que realice desde París y las metrópolis regionales vuelos a destinos europeos y de la cuenca mediterránea.

Y dentro de su plan de ahorro la compañía reconoció hoy que prevé renovar su organización para hacerla más simple y reactiva, perspectiva ante la que señaló que se encuentra con exceso de trabajadores.

"El volumen de ese exceso será precisado en la segunda quincena de junio tras los resultados de las negociaciones" con los sindicatos, adelantó la empresa, que dijo trabajar con un "espíritu de transparencia" y que las modalidades con las que se hará frente a esta situación serán establecidas más adelante.

La aerolínea dijo que los objetivos propuestos son "ambiciosos pero alcanzables", y apuntó que privilegia el diálogo con los representantes de sus trabajadores para alcanzar su meta de un crecimiento rentable y ofrecer al cliente el mejor servicio posible.

En el primer trimestre del año, Air France-KLM perdió 368 millones de euros, una cifra similar a la registrada en el mismo periodo de 2011, debido al encarecimiento del combustible, mientras que su facturación creció un 6 %, hasta los 5.645 millones, gracias al incremento del tráfico del 5,5 % en cuanto a la actividad de pasajeros.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios