Enagás prevé incrementar su dividendo para este año en un 13 %

El presidente de Enagás, Antonio Llardén, ha señalado hoy que el dividendo de la compañía se incrementará "al menos un 13 %" este año y alcanzará un "pay-out" -porcentaje del beneficio que reparte entre sus accionistas vía dividendo- del 75 %, el objetivo marcado en su plan estratégico.

Madrid, 22 oct.- El presidente de Enagás, Antonio Llardén, ha señalado hoy que el dividendo de la compañía se incrementará "al menos un 13 %" este año y alcanzará un "pay-out" -porcentaje del beneficio que reparte entre sus accionistas vía dividendo- del 75 %, el objetivo marcado en su plan estratégico.

"Estamos en el buen camino para cumplir los compromisos adquiridos con nuestros accionistas para el ejercicio 2013", ha apuntado Llardén durante una conferencia con analistas para presentar los resultados del tercer trimestre del año.

El plan estratégico de Enagás, presentado en febrero, prevé legar a un "pay-out" del 75 %, desde el 70 % previo, "y mantenerlo hasta 2015", una política para la que "en este momento no nos planteamos ningún cambio".

Según Llardén, este incremento del dividendo será posible gracias a los mejores resultados que espera obtener la compañía este año, con un crecimiento del beneficio neto del 5,5 %.

El presidente de Enagás también ha destacado que dos proyectos de la compañía, una interconexión con Portugal y otra con Francia, han sido calificados como proyectos prioritarios de la Unión Europea, por lo que recibirán financiación y "apoyo" comunitario.

Además, ha recordado que el Congreso de los Diputados ha aprobado la ley de garantía de suministro en los sistemas extrapeninsulares, lo que "afectará positivamente a Enagás en los próximos años, en tanto que recoge que la compañía será la titular de las plantas de regasificación de las islas".

Llardén no ha querido opinar sobre el almacenamiento subterráneo de gas Castor -ubicado frente a las costas de Vinaròs (Castellón)-, operado por la empresa Escal UGS y que se encuentra suspendido de actividad desde el pasado 26 de septiembre tras registrarse cientos de pequeños seísmos en la zona.

Ha considerado que "el posible retraso" en la inversión que Enagás tenía prevista en la instalación "tiene muy poco impacto, casi nada" en las cuentas de la compañía y que la suspensión del proyecto "no tiene ningún impacto en el sistema a corto y medio plazo".

"Otra cosa es si esta inversión no se hace", ha puntualizado, porque "la capacidad de almacenamiento estratégico (en España) es muy inferior a la media europea".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING