La Eurocámara aprueba nuevas normas para garantizar el suministro de gas en la UE

El pleno del Parlamento Europeo ha aprobado este martes el nuevo reglamento comunitario para garantizar el suministro de gas en la Unión Europea, que incluye, entre otras cuestiones un mecanismo de solidaridad según el cual los países están obligados a ayudar a los Estados miembros vecinos si se enfrentan a una "grave crisis" de abastecimiento.

La Eurocámara ha aprobado estas nuevas normas con 567 votos a favor, 101 en contra y 23 abstenciones y ahora necesita el visto bueno de los Veintiocho. Posteriormente el reglamento será publicado en el Diario Oficial de la UE y entrará en vigor 20 días después.

Así, la nueva legislación comunitaria establece cuatro grupos compuestos por diferentes Estados miembros que formarán parte de una "cooperación asociada frente a riesgos" y se encargarán de elaborar tanto análisis conjuntos como medidas conjuntas de prevención y emergencia.

Las nuevas reglas también establecen tres niveles de crisis de suministro (alerta temprana, alerta y emergencia) que los países pueden declarar informando a la Comisión Europea y a las autoridades competentes de los países que forman parte del mismo grupo regional y en otros países adyacentes.

Además, el Ejecutivo comunitario también tendrá derecho a solicitar el acceso a cualquier contrato de suministro de gas relevante para la seguridad de abastecimiento (aquellos que representen el 28% del consumo de gas anual en un Estado miembro concreto).

De la misma forma, Bruselas también podrá reclamar los detalles de otros acuerdos comerciales que sean relevantes para establecer un contrato de suministro de gas, incluyendo contratos de infraestructuras.

El vicepresidente de la Comisión Europea para la Unión de la Energía, Maros Sefcovic, ha celebrado el voto en la Eurocámara y ha subrayado que la seguridad energética "es uno de los elementos clave" de la Unión de la Energía, por lo que "la solidaridad, la cooperación regional más cercana y la mayor transparencia de los contratos están en el corazón de la estrategia" de Bruselas.

"Con las nuevas normas estamos mejor equipados para prevenir y gestionar crisis potenciales de gas. Esto nos hace más efectivos, asegura nuestro suministro de gas y reduce los costes para los consumidores", ha destacado el comisario de Energía y Acción Climática, Miguel Arias Cañete.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios