Toshiba acuerda el pago de 1.845 millones por paralizar las obras de un proyecto nuclear en EEUU

Toshiba ha firmado un acuerdo a través del cual recompensará con hasta 2.168 millones de dólares (1.845 millones de euros) a las empresas Scana y Santee Cooper, un importe cuya finalidad es la de sufragar los costes generados por la paralización de las obras de un proyecto nuclear en Carolina del Sur (EEUU) que estaba siendo construido por su filial en bancarrota Westinghouse.

Ambas empresas, propietarias del proyecto, han informado a través de un comunicado que Toshiba comenzará con el pago de las cuotas a partir de octubre y que finalizará en septiembre de 2022.

Westinghouse, filial de Toshiba, se declaró en bancarrota el pasado mes de marzo, desbordada por los elevados costes por la construcción de la planta nuclear en Carolina del Sur (VC Summer), así como el de otra planta en Georgia, conocida bajo el nombre Vogtle, con la que acordó el pago de 3.700 millones de dólares (3.149 millones de euros) el pasado en junio.

Los directivos de Scana y Santee Cooper han apuntado que decidirán "pronto" si continuar con el proyecto, modificarlo o, por el contrario, abandonarlo.

De igual forma, Westinhouse se ha comprometido a preparar un plan de negocios con vistas a cinco años para atraer el interés de firmas de inversión privadas de EEUU, así como su implicación ofreciéndole servicios de ingeniería.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios