Sábado, 21.10.2017 - 14:56 h

Primero fueron los supermercados, luego los panaderos y ahora los petroleros ¡en Venezuela no hay gasolina!

Malavé fue imputado por "boicot y concierto de funcionario con contratista", cuyas penas oscilan entre 10 y 12 años de cárcel, aunque la fiscalía no precisó las irregularidades cometidas por el directivo de la empresas petrolera.

El gobierno importa unos 45.000 barriles diarios de gasolina para cubrir la demanda, pues la producción nacional es "insuficiente". Venezuela tiene las mayores reservas petroleras y la gasolina más barata del planeta

Primero fueron los panaderos, amenazados por la falta de pan en Venezuela, donde la gente busca ya comida en la basura. Antes habían sido amenazados los supermercados, por tener sus vitrinas vacías de productos de primera necesidad. Ahora, un alto directivo de la petrolera estatal venezolana (PDVSA) ha sido detenido por supuestos malos manejos que, según el Gobierno, afectaron el suministro de gasolina en Caracas y otras ciudades del país la semana pasada, según informó la fiscalía.

Marco Antonio Malavé, gerente de Comercio Internacional, fue arrestado el pasado jueves en Caracas luego de que PDVSA lo denunciara por "irregularidades en el protocolo" de contratación de buques para el aprovisionamiento del combustible, señaló un boletín del Ministerio Público.

Según el organismo, Malavé fue imputado por "boicot y concierto de funcionario con contratista", cuyas penas oscilan entre 10 y 12 años de cárcel, y permanece detenido en la sede de la contrainteligencia militar en Caracas.La Fiscalía no detalló en qué consistieron las "irregularidades"

El 22 y 23 de marzo se registraron largas filas en Caracas y seis estados del país por una falla logística que afectó el suministro de gasolina y que PDVSA atribuyó a retrasos en el transporte marítimo.

El presidente Nicolás Maduro ha admitido problemas de corrupción en PDVSA, y recientemente posesionó a una nueva directiva. El diputado opositor José Guerra, exdirectivo del Banco Central, vinculó el desabastecimiento con deudas de PDVSA con proveedores. "Hay 15 barcos fondeados en El Caribe, en Aruba y Curazao, esperando pago para abastecer", dijo.

Guerra aseguró que el gobierno importa unos 45.000 barriles diarios de gasolina para cubrir la demanda, pues la producción nacional es "insuficiente".

Venezuela tiene las mayores reservas petroleras y la gasolina más barata del planeta. El litro de 91 octanos cuesta un bolívar (0,0014 dólares a la tasa oficial más alta); el de 95 octanos, seis bolívares (0,0084 dólares).

Con un dólar a la tasa del mercado paralelo (unos 3.200 bolívares, 4,5 veces más alta que la oficial) se pueden comprar 3.200 litros de gasolina de 91 octanos.

Ahora en portada

Comentarios