Según un 'experto'

Este es el error común por el que puedes perder mucho dinero en la jubilación

Mark Ford se ha retirado hasta en tres ocasiones y se ha percatado de una medida que llevan a cabo los jubilados y que puede no ser acertada. 

Error perder dinero jubilacion
Este es el error común por el que puedes perder mucho dinero en la jubilación
Canva

Llegar a la jubilación con suficientes ahorros que nos permitan vivir con comodidad la denominada 'época dorada' y, sobre todo, con independencia financiera no es nada fácil. Por eso y ante la incertidumbre que genera esta situación, se pueden cometer varios errores que, a la larga, pueden costar muy caros. 

De ello habla precisamente en en Investmentu.com Mark Fortd, quien de retiros sabe, "no porque haya estudiado en el tema", dice, sino porque se ha llegado a jubilar hasta en tres ocasiones. Algo que le ha hecho, aprender de todas las veces en las que se equivocó. 

"Hay un error muy común que, sin embargo, nunca he escuchado que los expertos lo mencionen. Tampoco he leído nada en los libros sobre ello", dice Ford. ¿Cuál es? Renunciar a todos sus ingresos activos. 

Cuando Ford habla de ingresos activos, se refiere al dinero que se gana a través del trabajo o de un negocio que posee, etc. Por contra, los pasivos se refieren a los ingresos que se obtiene del seguro social, plan de pensiones o cuenta de jubilación.

Los ingresos activos está claro cómo se aumentan: trabajando más. Pero la única forma en la que puede aumentar sus ingresos pasivos es obteniendo tasas de rendimiento más altas de sus inversiones. 

Qué ocurre cuando se renuncia a los ingresos activos

"Primero, se corta la conexión con los ingresos activos. Algo que cada mes que pasa, se vuelve más difícil recuperarlo", explica Ford. Y, segundo, "la capacidad de tomar decisiones de inversión inteligentes disminuye debido a su dependencia de los ingresos pasivos". 

Actualmente, las los rendimientos de las cuentas de ahorro son bajos, por lo que para lograr un rendimiento anual, se necesitaría invertir mucha más cantidad para incrementar los porcentajes. 

Mark Ford se jubiló por primera vez cuando tenía 39 años. Invirtió en bonos municipales con calificación AAA (muy seguros en ese momento), con un rendimiento de entre el 5 y el 6 por ciento. "No me tomó mucho tiempo calcular las matemáticas: con ese retorno de la inversión, no podía mantener el estilo de vida que quería. Para obtener mayores ganancias, tendría que invertir mi dinero en activos con más riesgos y mi instinto me decía que eso podía acabar mal". 

Ante esa situación, Ford se vio obligado a volver a trabajar. "Volví a tener un ingreso activo porque no quería pasar mis días tratando de ganarle al mercado". Y para él: "La jubilación no tiene que ser un momento para preocuparse por el dinero". 

Según explica, ahora mucha gente renuncia a sus trabajos, vende sus negocios, lee revistas financieras o informes y esperan, así, encontrar una selección de valores que les de una rentabilidad de alrededor de un 20%. El problema, dice, "es que hoy por hoy no existen". Por tanto, se arriesgan a "tener años buenos y malos; estos últimos los compensarán asumiendo más riesgos y la situación irá de mal en peor". 

Pero Ford no está hablando de "renunciar a la jubilación", sino que debe de reemplazar la vieja idea de "vivir solo con ingresos pasivos". Para el, lo ideal es financiar parte de sus ingresos activos, realizando algún tipo de trabajo significativo, al menos durante los primeros años, o en el caso del retiro anticipado. 

"Hay varias formas de que una persona jubilada obtenga un ingreso activo a tiempo parcial". Habla así de algunos pequeños trabajos como trabajar desde casa, realizar artículos de forma independiente, pasear perros, etc. 

Mostrar comentarios