Trabajó en el equipo de Jorge Sicilia en el BBVA

Escolano aterriza con el plácet del Ibex tras orientar la hoja de ruta de su 'lobby'

Los grandes del Ibex 35 reciben con los brazos abiertos al nuevo ministro de Economía, todo lo contrario de lo ocurrido con su predecesor Guindos.

Román Escolano, nuevo ministro de Economía.
Román Escolano. EFE

El Ibex 35 aplaude la llegada de Román Escolano al Ministerio de Economía. La opinión de las principales empresas del país sobre el sustituto de Luis de Guindos es de total aprobación y de alabanza hacia un economista que estuvo en la política, se pasó a la empresa privada y ahora regresa a Madrid perdiendo una buena parte del salario que percibía en el Banco Europeo de Inversiones. Los VIP del selectivo han tenido una relación cercana a Escolano en tiempos pasados, especialmente en su etapa en el BBVA y antes de que el Gobierno de Rajoy le eligiera presidente del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Un directivo de una de las grandes del Ibex aseguraba ayer, nada más conocerse el nombramiento de Escolano, que se trata de una excelente noticia para el sector financiero. "Le conocemos todos de su pasado en el BBVA y es una persona seria, competente y rigurosa", declaraba a La Información en privado este ejecutivo, confirmando la versión de Moncloa de que Rajoy ha elegido a un auténtico tecnócrata, sin mochilas políticas y sin riesgo de que entre en guerras fratricidas en el Consejo de Ministros como las que existen entre los partidarios de Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal.

Donde Escolano tiene también buena entrada es en el sector de la banca. Santander, CaixaBank, Sabadell... Todas las entidades le conocen (fue jefe de relaciones institucionales del BBVA) y han trabajado codo con codo con el nuevo ministro de Economía. "Todos los bancos tenemos una buena relación con él", confirmaba este miércoles un miembro del comité de dirección de una de las grandes firmas bancarias. Le reciben, por tanto, con los brazos abiertos a la espera de retomar los contactos con él, esta vez en el despacho del Ministerio. Esta actitud contrasta con la despedida que le dieron a Guindos, de quien llegaron a decir que "mejor que se marche al BCE".

Uno de los 'sherpas' del CEC

Otro de los motivos por los que Román Escolano no es un desconocido para los grandes del Ibex 35 tiene que ver con su implicación en el disuelto Consejo Empresarial de la Competitividad (CEC), el lobby que crearon las principales compañías para impulsar la economía española. El nuevo ministro de Economía participó en reuniones preparatorias del CEC, aportando orientación y sus conocimientos. Según fuentes solventes, participó en el diseño de la hoja de ruta de este organismo del que formaban parte César Alierta, Emilio Botín, Francisco González, Isidre Fainé... por citar los principales nombres.

En concreto, Román Escolano estaba integrado en el equipo de Jorge Sicilia, el economista jefe del BBVA que participaba en las reuniones previas a los encuentros oficiales de los presidentes de las grandes del Ibex. A este grupo de segundos niveles que preparaba las reuniones del CEC se le llamó coloquialmente el 'comité de sherpas' y Escolano se limitó a aportar sus conocimientos a las conclusiones que luego elevaba Sicilia a sus colegas para ponerlas en común. El nuevo ministro de Economía no estuvo mucho tiempo en la trastienda del CEC, ya que en 2012, tras la victoria de Rajoy en las generales, fue nombrado director del ICO. Su trabajo, por tanto, fue más bien como miembro de los equipos que pusieron en marcha este lobby de grandes empresarios.

Fuentes cercanas al CEC definen a Escolano en base a lo que trataron con él como un economista "con mucho talento". "Está preparado, es listo y, además, es majo", dicen. "Para mí es muy bueno", asegura una persona que trató con él de manera cercana en su etapa en la empresa privada.

Los retos de Escolano 

Escolano llega a Economía con varias carpetas no cerradas sobre la mesa del Ministerio. En primer lugar, una posible desinversión en Bankia. El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) ya vendió a finales del año pasado un 7% de Bankia, quedándose con el 60,63%. Ahora no se descarta seguir rebajando ese porcentaje. Hay que recordar que el Gobierno tiene de plazo hasta finales del próximo año para completar la privatización de la entidad, pero podría ampliar el calendario como ya hizo en 2016. Otro asunto pendiente son nuevas fusiones o adquisiciones, un canje de cromos del que ya se está empezando a hablar.

Asimismo, el aragonés tendrá que definir la reforma de los supervisores que Guindos dejó sin cerrar. El compromiso del PP con Ciudadanos contempla en su punto 13 desarticular el modelo de “superregulador” que se creó la pasada legislatura y escindir la actual Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) en dos organismos independientes, uno para temas de competencia y otra para regulación sectorial y de los mercados. También se prevé que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) absorba al supervisor de los auditores, y la dirección general de Seguros y Fondos de Pensiones segregue la función regulatoria -quedaría dentro de Economía- de la supervisora, que se derivaría a una agencia de nueva creación.

Escolano aterriza con el plácet del Ibex tras orientar la hoja de ruta de su 'lobby'

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios