Domingo, 20.10.2019 - 08:27 h
El empleo, en el segundo trimestre del año

España acusa la desaceleración aunque crea 333.800 empleos entre abril y junio

El impulso de la ocupación atrae 210.200 nuevos activos e impide una reducción clara del desempleo, que apenas cayó en 123.600 personas

El paro cae en 84.075 personas, el nivel más bajo en diez años
 La tasa de paro de la economía española sigue por encima del 14% / Europa Press

España creó entre abril y junio 333.800 nuevos empleos, un dato alejado de los 469.900 puestos de trabajo creados hace un año y que se sitúa por debajo de la media de unos 400.000 nuevos puestos de trabajo que se venían registrando en esta época del año desde el inicio de la recuperación económica. No obstante, la cifra total de ocupados de la economía española se aproxima más a los 20 millones y se sitúa, en concreto, en 19.804.900, según la Encuesta de Población Activa publicada este jueves por el INE.

En contra de lo que mostraron los datos del primer trimestre del año, que generaron un despiste general entre los analistas porque no parecían corresponderse con los de un país en fase de ralentización económica, los datos publicados este jueves por Estadística han venido a 'normalizar' la fotografía del empleo en España. Si la foto ofrecida hace tres meses mostraba que en el último año el empleo había crecido en cerca de 600.000 nuevos ocupados (596.900), ese indicador estructural del ritmo de creación de empleo se ha desplomado este segundo trimestre hasta los 460.800, una desaceleración que según los analistas consultados es difícilmente explicable sin mediar alguna distorsión estadística.

Ésta podría venir de los datos de población. Los analistas consultados aseguran que el INE traslada tarde las modificaciones en las cifras de población y eso podría explicar la 'aparición' de 210.200 nuevos activos en el segundo trimestre del año, una cifra sin parangón en su segundo trimestre en los últimos siete años, según los datos del INE. Entre los nuevos activos, 114.800 son españoles y más de 80.000 foráneos.

Esta circunstancia es determinante para explicar que el número de parados solo se haya reducido en 123.600 durante el segundo trimestre del año, por los 306.000 parados menos que se registraron en el segundo trimestre del año pasado. La cifra total de desempleados se sitúa en 3.230.600. La caída del paro en este segundo trimestre es la menor registrada desde que se iniciara la recuperación allá por el año 2014 y la tasa de paro no ha sido capaz de bajar de la barrera del 14 (14,02%), pese a las previsiones de los analistas.

Motivos de preocupación

El país parece entrar en esa fase, ya anunciada hace un par de años por la OCDE, en la que empieza a presentar problemas para reducir su número de parados. En los últimos tres años la caída interanual del desempleo mostraba tasas de dos dígitos, pero este trimestre ha caído de forma significativa desde el 11,64% al 7,63%. La mala noticia es que este fenómeno se da cuando la tasa de paro española todavía está en el 14%. Otro dato inquietante, en términos desestacionalizados - es decir, limpiando el dato de todos los factores que 'afectan' a la tendencia del empleo en esta época del año- España registró un leve repunte del paro por primera vez desde el inicio de la recuperación económica.

Los flujos del mercado de trabajo, es decir, el número de personas que entran y salen del mercado laboral en el trimestre también ofrece indicios que llevan a la preocupación. En el segundo trimestre perdieron su puesto de trabajo más de un millón de personas (1.031.400), una situación que no se veía desde 2013; y el número de personas que consiguieron un empleo durante el periodo (1.319.800) también es menor de lo que veía observándose en los últimos años.

Por lo demás, el mercado de trabajo continúa mostrando sus tendencias habituales en este segundo trimestre del año. La ocupación creció en 352.900 personas en el sector privado, mientras que cayó en 19.100 personas en el sector público al compás de la finalización de los contratos de interinidad del sector educativo. En el ámbito privado, la ocupación se concentra en el sector servicios, que al calor de la temporada turística ha incremento en 313.200 sus puestos de trabajo mientras que cae en la agricultura y en la construcción.

Por comunidades autónomas, Baleares es de largo la comunidad autónoma donde más creció el empleo en el segundo trimestre (12,14%), seguida de Navarra, Región de Murcia y Cantabria. La media nacional de creación de empleo en el segundo trimestre fue del 1,71% y Cataluña se situó por debajo, por un crecimiento del 1,18%. Si se amplía el foco a los últimos doce meses, los territorios donde mejor está yendo la creación de empleo son Región de Murcia (4,35%), Extremadura (4,09%) y Comunidad de Madrid (3,54%), en tanto que la media nacional se sitúa en el 2,38%. Cataluña vuelve a situarse por debajo de esa media (2,10%).

Los hogares con todos en paro caen por debajo del millón

El número de hogares que tienen todos sus miembros activos en paro bajó en el segundo trimestre de 2019 en 96.600, hasta los 992.800. El número de hogares en los que todos sus miembros activos están ocupados aumentó en 119.400 en la comparativa trimestral hasta los 10,6 millones.

En comparativa anual, el número de hogares en los que todos los activos están en paro se ha reducido en 120.400, mientras que los que tienen a todos sus activos ocupados ha aumentado en 234.500.  En el segundo trimestre de 2019, el número de hogares se incrementó en 24.700 hasta los 18,6 millones, de los que 4,8 millones son unipersonales

Ahora en Portada 

Comentarios