Miércoles, 16.10.2019 - 22:36 h
Encuesta de Población Activa

España crea 566.200 empleos en el mejor año desde 2006 y el paro baja al 14,45%

El mercado laboral vuelve a registrar más de medio millón de nuevos puestos de trabajo y supera los 19,56 millones de ocupados.

La tasa de paro cerró el año pasado en el 14,45%, después de doce meses en los que se redujo el total de parados en 462.400 personas y se crearon 566.200 empleos, la mayor cifra de los últimos doce años, de acuerdo con la Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre.

Era la estadística que faltaba para conocer la evolución del mercado laboral en 2018. En la recta final del año, entre octubre y diciembre, se registraron 36.600 ocupados más y 21.700 parados menos que en el trimestre anterior, según la encuesta que ha hecho pública hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE). 

Como siempre, la EPA es mejor o peor, según desde dónde se mire. Si se observa desde el lado del empleo, España ha superado todas las expectativas al volver a crear más de medio millón de puestos de trabajo en el que ha sido el quinto aumento anual consecutivo de la ocupación. El empleo creció en el cuarto trimestre de 2018 un 3% respecto al año anterior y registró el mayor aumento desde 2006, cuando se generaron 686.200 nuevos puestos de trabajo.

Sin embargo, y aunque el paro bajó en algo más de 460.000 personas en su sexto descenso anual seguido (un 12,3% en el cuarto trimestre de 2018 respecto a igual periodo de 2017), este retroceso es inferior a los experimentados en los cuatro años anteriores. Durante el ejercicio previo se registraron 471.100 parados menos, en 2016 fueron 541.700 y en 2015 se firmó la mayor caída histórica, con 678.200 desempleados menos.

Con todo, y tras un nuevo incremento de la población activa (14.900 en el trimestre y 103.800 personas en el último año) la tasa de paro se situó en el 14,45% a cierre de 2018, porcentaje 2,1 puntos inferior al de 2017 y su nivel más bajo en diez años. Sin embargo, este indicador todavía se sitúa muy por encima de los países del entorno europeo, donde la media no llega al 8%, y en un nivel preocupante para el consenso de analistas que estiman entre el 13% y el 15% la tasa de paro estructural de España. 

Esto significa que los economistas consideran que difícilmente este porcentaje seguirá disminuyendo por el mero efecto del ciclo económico, más en un contexto de moderación de la actividad como el actual. Hay que recordar que el propio Gobierno ha diseñado un cuadro macroeconómico muy prudente para este ejercicio, que contempla un crecimiento del PIB del 2,2% y deja la tasa de paro en el 14% de media anual (13,4% a finales de 2019). De cumplirse sus previsiones, el desempleo apenas va a registrar mejoría este año, lo que confirmaría la teoría de los servicios de estudios que apuntan al agotamiento de un mercado laboral que ya ha tocado su paro estructural.

A niveles de 2008

De cualquier manera, la EPA ha venido a endulzar el buen sabor de boca que ya dejaron a principios de este mes los datos de paro y afiliación a la Seguridad Social. El mercado laboral, en base a la encuesta trimestral del INE, cuenta en estos momentos con 19.564.600 ocupados y 3.304.300 parados. En ambos casos, se vuelve así a los niveles de desempleo y ocupación que se registraron al finalizar el año 2008, cuando España se asomaba al abismo de la recesión económica.

Pero, ¿qué clase de empleo se está creando? La mayor parte de los puestos de trabajo generados el ejercicio pasado se concentraron en el sector privado, con 430.000 nuevos empleos (+2,7%), frente a 136.200 empleos creados en el sector público (+4,4%). El número de asalariados creció en 531.000 personas (+3,3%), de los que 363.700 tenían contrato indefinido (+3,1%) y 167.300 eran asalariados temporales, un 3,9% más que en 2017. Por lo tanto, la tasa de temporalidad cerró el ejercicio 2018 en el 26,86%.

Por sectores, la ocupación aumentó con la campaña en el campo en la recta final del año en Agricultura (57.200 nuevos empleos) y también en la Construcción, en 39.800 personas, al tiempo bajó en los Servicios, con 43.000 trabajadores menos, y en la Industria (–17.400). En el último año en los Servicios hay 428.100 ocupados más, en la Construcción 136.300 y en la Agricultura 4.900. Por el contrario, en la Industria hay 3.000 menos.

Mientras, del otro lado del mercado, el desempleo se redujo en la Agricultura, con 21.300 parados menos que en el trimestre anterior, y en la Construcción (–3.300). En cambio, aumentó en los Servicios en 84.200 y en la Industria en 9.700. En el último año el desempleo ha disminuido en los Servicios (64.100 parados menos), la Agricultura (–25.900), la Construcción (–19.200) y la Industria (–2.900).

Ahora en Portada 

Comentarios