España podría conseguir cuatro veces más rodajes si los incentivara más

  • España es el único país europeo que carece de una estrategia nacional para fomentar la captación de rodajes en su territorio, por lo que sólo consigue un 20 por ciento de su potencial, lo que sitúa su competitividad en grave riesgo frente a países como Francia, Alemania, Inglaterra o Malta.

Madrid, 30 ago.- España es el único país europeo que carece de una estrategia nacional para fomentar la captación de rodajes en su territorio, por lo que sólo consigue un 20 por ciento de su potencial, lo que sitúa su competitividad en grave riesgo frente a países como Francia, Alemania, Inglaterra o Malta.

Esta es una de las conclusiones a las que ha llegado la Spain Film Commission, organización que agrupa oficinas autonómicas y locales especializadas en la promoción del territorio para la captación de rodajes audiovisuales, según ha explicado su presidente Carlos Rosado Cobián, que ha encargado un estudio al respecto.

La situación de dificultad por la que atraviesan el cine español y la industria audiovisual española, apunta Rosado Cobián, podría cambiar con "una adecuada política de incentivos", con la que se conseguiría atraer "un 80 % más de los rodajes captados hasta ahora".

Según explica la Spanish Film Commision en una nota, actualmente los rodajes controlados y apoyados económicamente por el Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA) suponen que por cada euro público incorporado a las películas se ingrese en la economía del país 4,4 euros.

Sin embargo, "si España aplicase cualquiera de los modelos actuales de otros países europeos que suponen el retorno de la inversión del productor del 16 por ciento de media, por cada euro así cedido, se obtendría un impacto de 15 euros en la economía española, lo que supondría multiplicar por tres el impacto económico generado por el sistema regular de producción actual".

Según el avance del estudio sobre impacto económico de los rodajes en España, encargado a la consultora Media Research & Consultancy (MRC), de un total de 80 grandes producciones internacionales inicialmente interesadas en rodar en España, se perdieron 54 ante la inexistencia de incentivos.

Otras 12 se trasladaron a otros países competidores después de iniciar trabajos de preproducción en nuestro país y el resto usaron nuestro territorio sólo parcialmente para rodajes que podrían haberse realizado íntegramente aquí.

En este contexto, Spain Film Commission ha señalado la necesidad de celebrar una convención en la que participen las instituciones públicas nacionales y autonómicas concernidas, asociaciones del sector y expertos para analizar este importante fenómeno y trazar líneas de actuación, informa su presidente.

"España ocupa todavía un importante lugar en la industria de rodajes, pero desaprovecha muchas de sus posibilidades de convertir al país en lugar de referencia para la industria internacional", afirma Rosado Cobián.

Objetivamente, apunta, España dispone de una excelente estabilidad climática, luz, infraestructuras y cuenta con profesionales eficientes y altamente cualificados, que "le permitirían competir en mejores condiciones con otros países, si dispusiera de las herramientas de promoción y de incentivos adecuadas", concluye Rosado Cobián.

Mostrar comentarios