Martes, 23.04.2019 - 02:48 h
Obtiene un A- con perspectiva positiva

España se queda sin la mejora esperada: S&P mantiene el 'rating' por el 28-A

La agencia de calificación no varía la nota que ya logró el gobierno de Rajoy en 2018, aunque señala que el comportamiento de la economía es bueno.

S&P rebaja la calificación de Italia un escalón, hasta la BBB (aprobado)
S&P rebaja la calificación de Italia un escalón, hasta la BBB (aprobado)

El Gobierno español tendrá que conformarse con la calificación que ya recibió Mariano Rajoy hace un año. Standard and Poor's ha decidido este viernes mantener la nota de España en notable bajo (A-) con perspectiva positiva, ya que tiene dudas de que de las próximas elecciones generales del 28 de abril vaya a salir un Gobierno con un mandato efectivo, dada la fragmentación política, informa EFE.

En su informe, la agencia de riesgo ve improbable que en estas circunstancias se puedan acometer en el corto plazo las reformas estructurales que considera que necesita la economía española para afrontar desafíos como la elevada tasa de paro o el déficit de la Seguridad Social.

Pero la agencia asegura que el comportamiento de la economía española sigue siendo bueno, ante lo que prevé que el crecimiento sea del 2,2% este año -igual que el Gobierno- y augura que el avance del PIB se mantendrá por encima de la media de la zona del euro hasta 2021.

La agencia espera que la demanda interna continúe estimulando el crecimiento y que las exportaciones netas tengan una contribución ligeramente negativa. Asimismo, cree que aumentará el consumo privado y mejorarán los salarios, informa Europa Press.

S&P señala que las oportunidades de empleo crecerán, aunque una parte importante de estas oportunidades serán trabajos temporales. La mejora del Salario Mínimo Interprofesional podría causar, además, una reducción en el ritmo de las contrataciones.

Para la agencia de calificación crediticia las divisiones políticas en España no deberían afectar significativamente a las perspectivas a corto plazo, si bien una demora prolongada en el tratamiento de los desafíos en la economía podría afectar al desempeño económico a medio y largo plazo.

"Una coalición de gobierno débil plantea interrogantes sobre el ritmo de futuras reformas de la política económica, incluidas las destinadas a mejorar el mercado de trabajo o a reducir el déficit presupuestario", apunta.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios