España ve un salto trascendental de la UE y elogia la "muralla" contra la especulación

  • Bruselas.- España considera que Europa ha dado un "salto trascendental" al concretar sus objetivos económicos para la próxima década y haber sabido hacer frente a los problemas financieros de Grecia con un acuerdo que considera que servirá de "muralla" para proteger a los socios comunitarios en el futuro.

España ve un salto trascendental de la UE y elogia la "muralla" contra la especulación
España ve un salto trascendental de la UE y elogia la "muralla" contra la especulación

Bruselas.- España considera que Europa ha dado un "salto trascendental" al concretar sus objetivos económicos para la próxima década y haber sabido hacer frente a los problemas financieros de Grecia con un acuerdo que considera que servirá de "muralla" para proteger a los socios comunitarios en el futuro.

La delegación española, encabezada por el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se marcha del Consejo Europeo de Bruselas con una "enorme satisfacción" por considerar que, pese a las dificultades existentes, se ha sabido dar respuesta a los problemas actuales y los retos de futuro.

El propio Zapatero, en la rueda de prensa de cierre de la cumbre en la que compareció junto al presidente estable de la UE, Herman Van Rompuy, y el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, se mostró convencido de que la tarea prevista se ha cumplido.

España está orgullosa de que el Eurogrupo asumiera ayer un acuerdo de ayuda a Grecia en el que, según señala, Zapatero ha tenido un papel especialmente activo junto a Van Rompuy, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel.

El Gobierno español insistió en que será corresponsable con ese acuerdo y, si fuera necesario, a pesar de las dudas expresadas ya por el PP, prestará dinero a Grecia en un montante que podría alcanzar hasta los 2.000 millones de euros.

El Ejecutivo de Zapatero destaca que no es un acuerdo específico para Grecia, sino que se convertirá en un parapeto y una "muralla" que evitará ataques especulativos a todos los miembros de la zona euro.

Zapatero elogió que se haya avanzado de forma notable en la Estrategia 2020, que fija los objetivos económicos y de crecimiento de la UE para la próxima década, y el hecho de que vaya a ser asumida formalmente en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del próximo mes de junio.

Destacó la idea de coordinación de las políticas económicas que subyace en la Estrategia y recordó que será en junio cuando tocará aprobar los planes nacionales para lograr esos objetivos.

"La credibilidad de la Estrategia 2020 estará en su cumplimiento", subrayó el presidente del Gobierno español, quien hizo hincapié en que el método de trabajo que se está siguiendo fortalece las exigencias a todos los países, da más capacidad a la Comisión y compromete al Consejo Europeo.

Para él, es especialmente satisfactorio que los objetivos fijados sean muy concretos y que se afronten los problemas principales que tiene la economía de la UE para mantener un crecimiento estable y apostar claramente por la educación, la investigación, la innovación y la lucha contra el cambio climático.

En el terreno económico, también se felicitó por el compromiso adoptado para que los Veintisiete acudan a la cumbre del G-20 que se celebrará en junio en Toronto con ideas comunes.

Los líderes de la UE han encargado precisamente a Zapatero y a Van Rompuy que redacten el documento que recoja la posición que llevará la Unión Europea a la cita de Canadá.

Para Zapatero, el futuro económico de la UE no va a depender sólo de lo que los socios comunitarios hagan como europeos, sino también de las reglas generales de la economía internacional, y de ahí la importancia que atribuyó a los acuerdos del G-20.

Un grupo de países en el que defendió que Europa ejerza un papel de liderazgo y en el que España ya está instalado en calidad de invitado desde que acudió al que se celebró en Washington en noviembre de 2008.

Zapatero resaltó igualmente la importancia de afrontar de forma decidida en el seno de la UE el debate sobre la competitividad y reconoció que los informes revelan que España ha perdido posiciones en este terreno desde su entrada en el euro.

"Pero no es menos cierto que somos de los pocos países de la zona euro que mantienen su cuota de mercado internacional", precisó el jefe del Ejecutivo español antes de defender un debate en profundidad sobre este asunto.

"La Comisión marcará el ritmo, la vigilancia, y, por supuesto, España hará todos los esfuerzos que estén a su alcance para mejorar su competitividad", aseguró.

Mostrar comentarios