Viernes, 23.08.2019 - 07:48 h
¿El sector ha tocado techo?

España vuelve a registrar más de medio millón de ventas de viviendas en un año

El mercado inmobiliario empieza a mostrar síntomas de agotamiento: las operaciones crecieron un 10% en 2018, pero es el menor avance anual desde 2014.

Vivienda en venta
España vuelve a registrar más de medio millón de ventas de viviendas en un año / EP

En España se vuelven a vender más de medio millón de casas al año. Un nivel que da fe de la salud de un mercado inmobiliario que, sin embargo, podría haber tocado techo en términos de volumen. La compraventa de viviendas subió un 10,1% en 2018 con respecto al año anterior, hasta un total de 515.051 operaciones. Se trata de la mayor cifra del último decenio, desde que la economía española cayó por el precipicio de la crisis en 2008, sin embargo, el avance anual ya se frena desde el 15,4% de 2017.

El mercado de la vivienda va al son del conjunto de la economía. Si el Instituto Nacional de Estadística (INE) ya informó de que el PIB frenó su ritmo expansivo en 2018 hasta el 2,5%, el peor registro desde 2014, hoy ha revelado que la compraventa de casas tampoco creció el año pasado tanto como en los ejercicios más boyantes de la recuperación económica y registró su menor tasa anual desde el 2% de 2014.

Se trata, no obstante, de un aumento notable, y está en línea con los augurios de los analistas que esperaban más de medio millón de operaciones de compraventa de viviendas en 2018. La desaceleración se nota, pero el mercado sigue avanzando hacia lo que los expertos han preferido denominar "normalización" más que recuperación del sector. No en vano, allá por el año 2007, en plena burbuja inmobiliaria, se llegaban a vender más de 775.000 viviendas en el país. 

Y vino la crisis. Los peores años para las transacciones de vivienda fueron 2009 y 2008, en los que estas operaciones se desplomaron un 25% y un 29%, respectivamente. En 2012 y 2011, aún se registraban descensos de dos dígitos (-11% y -18%), mientras que en 2013 la caída se moderó hasta el 1,9% por el fin de los beneficios fiscales para la adquisición de vivienda.

De acuerdo con la estadística del INE, el repunte de la compraventa de viviendas en 2018 se ha debido al crecimiento experimentado en las operaciones sobre pisos de segunda mano, que aumentaron un 9,9%, hasta 422.531 transacciones, su cifra más alta desde 2007, y también a las operaciones sobre viviendas nuevas, que se incrementaron un 11,1% el año pasado, hasta sumar 92.520, su volumen más alto desde 2014.

Todavía está por ver en las estadísticas el reflejo de la crisis hipotecaria que provocó el Tribunal Supremo con sus cambios de criterio en torno al impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD). Hay que recordar que en la recta final del año el propio Gobierno decidió intervenir el mercado al constatar un frenazo en las firmas de hipotecas. El decalaje entre las operaciones efectuadas y los registros puede ser de un par de meses.

Hasta ahora conocemos que más del 90% de las viviendas transmitidas por compraventa durante el año pasado fueron viviendas libres y el 9,7%, protegidas. En total, la compraventa de viviendas libres subió un 10,1% en 2018, hasta 465.083 operaciones, en tanto que la compraventa de casas protegidas repuntó un 10,3%, hasta 49.968 transacciones, su cifra más alta en ocho años. Con este aumento, la compraventa de viviendas protegidas encadena cuatro años consecutivos de alzas.

Por comunidades autónomas, el mercado sigue mostrando avances a varias velocidades. En 2018, el mayor número de compraventas de viviendas por cada 100.000 habitantes se dio en Comunidad Valenciana (2.010), Baleares (1.641) y Andalucía (1.537). Mientras, respecto al volumen total, Andalucía fue la región que más operaciones sobre viviendas realizó el año pasado, con 101.330 compraventas, seguida de Cataluña (81.020), Comunidad Valenciana (78.800) y Madrid (75.845).

Del otro lado del mercado, las comunidades que realizaron un menor número de compraventas de viviendas fueron La Rioja (3.599), Navarra (5.976 operaciones) y Cantabria (6.295). En valores relativos, el dato subió en todas las comunidades en 2018 menos en Baleares, donde bajó un 2,9%. Las regiones donde más se incrementaron estas operaciones fueron Murcia (+24,3%), La Rioja (+18,9%) y Castilla-La Mancha (+18,1%), mientras que los menores aumentos se dieron en Canarias y Cataluña, con un alza del 4% en ambos casos.

Ahora en Portada 

Comentarios