Lunes, 27.01.2020 - 01:57 h

Español Antonio Pérez dejará la dirección de Kodak cuando salga de la quiebra

Kodak anunció hoy que reemplazará al español Antonio Pérez al frente de la compañía fotográfica una vez emerja de la suspensión de pagos en la que se declaró en enero del año pasado.

Nueva York, 31 jul.- Kodak anunció hoy que reemplazará al español Antonio Pérez al frente de la compañía fotográfica una vez emerja de la suspensión de pagos en la que se declaró en enero del año pasado.

Pérez mantendrá el cargo de consejero delegado de la histórica compañía hasta un año después de la salida de la quiebra o hasta que el nuevo consejo de administración elija a un sucesor, informó la empresa en un comunicado.

El directivo español "participará activamente" en la elección de su sucesor y, una vez éste sea designado, abandonará su puesto al frente de la compañía pero continuará en ella como asesor durante otros dos años.

Pérez, que trabajó durante 25 años en diferentes puestos de la tecnológica Hewlett-Packard, llegó a Kodak en 2003 como presidente y director de operaciones y dos años más tarde fue designado director general.

El consejero delegado de la empresa, conocido por su experiencia en el área de las imágenes digitales, ha liderado el proceso de reestructuración de Kodak desde que se acogió al Capítulo 11 de la Ley de Bancarrotas de EEUU en enero de 2012.

Durante este año y medio la compañía se ha dedicado a la venta de múltiples de sus áreas de negocio como su servicio online para compartir fotografías o sus patentes tecnológicas, al tiempo que ha dejado de fabricar marcos digitales para fotos.

Además, a finales de abril la empresa alcanzó un acuerdo con su mayor acreedor, su plan de pensiones en Reino Unido, para venderle por 650 millones de dólares su negocio de imágenes personalizadas y escaneado de documentos.

La compañía de Rochester (Nueva York), fundada en 1880, anunció el mes pasado que ha conseguido una línea de crédito de 895 millones de dólares de los bancos JPMorgan Chase, Bank of America y Barclays para financiar sus operaciones una vez salga de la suspensión de pagos, lo que prevé que ocurra a finales de septiembre.

La empresa, que fue uno de los treinta componentes del índice Dow Jones de Industriales durante más de siete décadas, dejó de cotizar en la bolsa de Nueva York el año pasado y sus acciones se negocian ahora en los mercados secundarios, donde hoy bajaban el 1,06 %.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING