Jueves, 22.08.2019 - 06:56 h
Nuevos canales de información

El INE utilizará datos de El Corte Inglés para medir la evolución mensual del IPC

El gigante de la distribución remitirá semanalmente a Estadística información detallada sobre ventas e ingresos de algunos productos de gran consumo.

Fotografía supermercado El Corte Inglés / EP
El Corte Inglés dará al INE información sobre productos de alimentación / EP

El Corte Inglés proporcionará al Instituto Nacional de Estadística (INE) información detallada sobre las unidades vendidas y los ingresos obtenidos por la venta de una serie de productos de gran consumo disponibles en sus establecimientos con el fin de ser utilizada para la elaboración de la estadística mensual del IPC, que mide la evolución de los precios en España a partir de una cesta de rúbricas de productos de consumo habitual entre los ciudadanos.

Así se dispone en el convenio de colaboración firmado el pasado 5 de marzo por el presidente del INE, Juan Manuel Rodríguez Poo, y el director del Área Jurídica de El Corte Inglés, Juan Moral de la Rosa, y que permitirá al instituto estadístico aprovechar ese flujo de información que se recibirá de forma directa desde las bases de datos del gigante de la distribución para componer los datos de hasta tres estadísticas públicas,  el Índice de Precios al Consumo (IPC), el Índice de Precios al Consumo Armonizado(IPCA) y las Paridades de Poder Adquisitivo (PPA), sin necesidad de que su personal se desplace hasta los establecimientos para recoger esa información 'in situ'.

Según el acuerdo alcanzado entre ambas partes, El Corte Inglés enviará todos los lunes al INE información "sobre el número de unidades vendidas de cada uno de los productos comercializados y los ingresos obtenidos, para cada uno de sus establecimientos dedicados a la distribución de productos de alimentación y droguería ubicados en el territorio español", es decir, de su red de supermercados (Supercor) y de hipermercados (Hipercor).

La información que recibirá Estadística del gigante de la distribución se referirá esencialmente a dos familias de productos de gran consumo: alimentos y productos de droguería. Para hacerse una idea de la relevancia de este acuerdo, hay que recordar que alrededor de la mitad de las 57 rúbricas que configuran la cesta de productos a partir de la cual se calcula mensualmente la evolución de los precios en España se corresponde con este tipo de productos: alimentos o droguería.

Un nuevo marco legal para facilitar la obtención de información

La utilización de información obtenida de grandes empresas de distribución para calcular el IPC es una práctica que solo recientemente se ha habilitado tanto en la normativa europea como en la española y que encuentra su justificación en las posibilidades de la explotación de grandes bases de datos (big data) habilitadas por las nuevas tecnologías.

El INE recuerda en el texto del convenio que el Plan Estadístico Nacional para el periodo 2017-2020 especifica como una de sus líneas estratégicas "la necesidad de explotar el potencial de las fuentes administrativas y el aprovechamiento de las posibilidades que ofrecen las tecnologías de la información", en un contexto además en que las dificultades para recoger la información de manera tradicional se han incrementado por el fuerte recorte de plantilla sufrido por el instituto estadístico después de la crisis - con la amortización del 15% de su plantilla - y las dificultades para incorporar personal externo por las restricciones presupuestarias y de la normativa de contratación pública.

También Bruselas estableció en 2016 la posibilidad de que las unidades informantes, entendidas como particulares o empresas, pongan a disposición de los organismos estadísticos nacionales registros de transacciones en formato electrónico cuando ello sea posible, es decir, que se habilitaba el acceso del INE a las bases de datos de los grandes gestores de información de interés estadístico.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios