Viernes, 13.12.2019 - 16:16 h
En algunos ciclos hay 400 aspirantes a 20 plazas

La lotería de la FP: obtener una plaza ya es más difícil que 'sacarse' una oposición

Algunos estudios se han puesto de moda y su demanda ha aumentado exponencialmente. En otros, la falta de presupuesto limita las plazas.

Formación Profesional para el Empleo
La lotería de la FP: obtener una plaza ya es más difícil que sacarse una oposición. / Archivo

La Formación Profesional ha comenzado a dejar atrás una larga etapa de desprestigio y de falta reconocimiento para convertirse en una puerta de entrada fundamental en el mercado laboral. Determinados ciclos facilitan mayores posibilidades de encontrar empleo que las que tienen los estudiantes de algunas carreras universitarias que durante años se quedan fuera del circuito del empleo con el objetivo de acabar sus estudios. La crisis económica y una tasa de paro juvenil cercana al 32%, que llegó a superar el 45%, han dado una nueva oportunidad a estos estudios, cuya demanda se ha incrementado en algunos casos exponencialmente.

Más de 400 solicitudes para estudiar un ciclo formativo de Márketing y Publicidad en un centro público de Madrid en el que se ofertan poco más de 20 plazas dibujan un panorama de desequilibrios que se ha generado por distintas razones, diferentes dependiendo del tipo de estudios y especialidades. Obtener una plaza para determinados ciclos es ya más difícil que conseguir un puesto de trabajo en Correos mediante una oposición, donde una media de 15 candidatos optan a una plaza.

Lola Santillana, secretaria de Empleo, Cualificación Profesional y Migraciones de Comisiones Obreras (CCOO), apunta como una de las causas de la falta de plazas las decisiones puntuales que tomaron las administraciones y que no han cambiado pese a que el contexto sí es diferente. "En la crisis muchos jóvenes dejaron sus estudios de formación profesional para incorporarse de forma precipitada en el mercado laboral, en la construcción y la industria auxiliar, y como consecuencia de ello hubo recortes de plazas de formación de adultos y de formación profesional y la mayoría no se han recuperado después de años". 

"Faltan profesores, aunque se han empezado a reactivar las oposiciones para docentes. Es evidente que para la demanda que existe para algunos ciclos no existe oferta y hay un desajuste con lo que piden las empresas. En algunos casos, las ofertas de las compañías no se cubren porque no hay profesionales para hacerlo", asegura Santillana, que destaca que muchos estudios TIC, "pese a lo que puede parecer", no encuentran hueco en el mercado. "Por ejemplo, la inserción laboral y la demanda de informáticos o químicos es inferior a la de camareros o empleadas de hogar", apunta.

Jefes de estudios y profesores de distintos institutos de Madrid detallan a La Información algunas de las razones por las que se produce un aluvión de solicitudes para determinados ciclos. "Existe una elevada demanda de informática, en este caso es porque muchos alumnos llegan diferidos de la universidad, donde esta carrera resulta larga, además de complicada. En el caso de márketing, es un ciclo que, digamos, está de moda, pero sobre todo tiene interesantes salidas laborales", apunta una profesora que imparte en un centro del sur de Madrid. 

"Sin duda, los alumnos que mejor se colocan son los que optan por estudios de FP que no tienen réplica en una carrera universitaria. Es el caso de transporte y logística, que acaban con un porcentaje de colocación en el mercado muy elevado", señala. "Un problema es que en ciclos con salidas laborales no hay plazas suficientes y en muchos casos no se existe posibilidad estudiar determinadas ramas porque son caras de impartir. Por ejemplo, no cuesta lo mismo abrir un ciclo de administración que uno de aeromecánica", destaca la docente.

 "Sin duda la formación profesional se ha convertido en una opción por muchas razones pero una puede ser que la universidad es cara, las notas de corte altas y los estudios se prolongan durante muchos años. Una de las ventajas de la FP es que evita esos problemas y, además, en última instancia sirve como transición si más adelante los alumnos quieren incorporarse a la universidad", apunta una responsable de estudios de un instituto madrileño.

Alta inserción laboral

​La Formación Profesional oferta más de 150 ciclos formativos, dentro de 26 familias profesionales, que según destaca en su web el Ministerio de Educación y Formación Profesional facilitan una alta inserción laboral, "que responde a la demanda real de empleo". Esta situación se constata en algunos informes publicados recientemente. Según un estudio elaborado por Adecco, el 42% de las ofertas de empleo en España requiere ya un título de formación profesional frente al 38,5% que reclaman titulación universitaria.

Los datos recogidos por Adecco Group Institute muestran que por primera vez la Formación Profesional lideró la oferta de empleo en 2018, con un aumento de dos puntos respecto al 40% de 2017 y por encima de la formación universitaria, que descendió del 40% al 38%. Dentro de la formación profesional, las ofertas para grado superior cayeron un punto hasta situarse en el 24% del total, mientras que las de grado medio crecieron casi tres puntos hasta alcanzar el 17,8%.

Entre las ramas de FP más demandadas, la mitad de las ofertas no especifican la familia profesional requerida, mientras que en la mitad restante destacan la administración y gestión, electricidad y electrónica, fabricación mecánica, informática y comunicaciones e instalación y mantenimiento, que suponen el 36% de las ofertas. Las comunidades autónomas que más solicitan titulados de FP son Cataluña, Madrid y País Vasco, que juntas suponen más del 60 % de las ofertas de empleo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING