Exdirectivo de Bankia insiste en que Economía rechazó el plan de viabilidad

El exdirector financiero de Bankia Ildefonso Sánchez Barcoj ha asegurado hoy en la Audiencia Nacional que el Ministerio de Economía rechazó por "poco agresivo" el plan de viabilidad para la entidad aprobado por el Banco de España en abril de 2012 y exigió que se elaborara uno nuevo.

Madrid, 18 sep.- El exdirector financiero de Bankia Ildefonso Sánchez Barcoj ha asegurado hoy en la Audiencia Nacional que el Ministerio de Economía rechazó por "poco agresivo" el plan de viabilidad para la entidad aprobado por el Banco de España en abril de 2012 y exigió que se elaborara uno nuevo.

Durante su declaración como imputado ante el juez Fernando Andreu, Sánchez Barcoj ha contradicho así las manifestaciones del titular de Economía, Luis de Guindos, que aseguró que su departamento no tuvo conocimiento de ese primer plan, sino sólo del segundo, presentado el 4 de mayo de 2012, y que en cualquier caso no se tomó ninguna decisión sobre él, ni de aprobación ni de rechazo.

El imputado, que fue el hombre de confianza tanto de Miguel Blesa durante su etapa al frente de Caja Madrid como posteriormente de Rodrigo Rato y que salió de Bankia tras la llegada a la presidencia de José Ignacio Goirigolzarri, ha asegurado que Economía pensaba que el primer plan, aprobado por el Banco de España el 18 de abril, "no iba a calmar a los mercados".

Así se lo manifestó a los directivos de Bankia en una reunión interna el propio Rato, que aseguró que Economía exigía un plan "más agresivo".

Éste, que se presentó el 4 de mayo, implicaba un rescate de 7.000 millones, aunque no se llegó a poner en marcha y, tras la dimisión de Rato tres días después, la entidad fue nacionalizada.

El imputado ha dicho que siempre creyó que ese segundo plan sería "el definitivo", ya que se había elaborado basándose en "escenarios estresados al límite".

Sánchez Barcoj, que se ha negado a contestar a las preguntas de las acusaciones, se ha desvinculado de la elaboración de las cuentas del año 2011, que pasaron de reflejar unos beneficios de 309 millones a arrojar unas pérdidas de 2.979 millones una vez reformuladas.

El exdirectivo ha explicado que en octubre de 2011 hubo un cambio en el organigrama del grupo y que la intervención general encargada de elaborar las cuentas, que hasta entonces dependía de él, pasó a depender directamente de presidencia.

Sí ha dicho que en su opinión Deloitte incumplió su obligación de presentar su auditoría en plazo, aunque ésta incluyera salvedades; contradiciendo así la versión del auditor, que sostiene que actuó así porque los entonces consejeros no le entregaron a tiempo las cuentas firmadas, tal y como exige la ley.

Sobre la salida a bolsa del grupo, ha dicho que fue una "decisión estratégica" tomada por Rato, que eligió esta opción entre varias y que llevó el proceso directamente.

Cuando se estaba preparando la salida a bolsa, ha añadido, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) exigió a Bankia que incorporara a la auditora Deloitte al grupo de asesores.

Esta versión coincide con la mantenida por Deloitte frente al expediente abierto a esta firma por el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) por falta de independencia por compatibilizar labores de auditoría y de consultoría.

Sánchez Barcoj también ha señalado que, en junio de 2010, Rato le comunicó que el entonces gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, le había instado a iniciar "negociaciones inmediatas" para integrarse con Bancaja y que les había dado un plazo de dos semanas.

El exdirectivo, que ha declarado durante algo menos de una hora, ha tenido una accidentada salida de la Audiencia Nacional, ya que varios afectados por las preferentes se han abalanzado sobre el taxi en el que se había montado impidiendo que cerrara la puerta y reteniéndole durante varios minutos.

Los preferentistas, que gritaban "ladrón" y "sois como Bárcenas" al exdirectivo de Bankia, han tenido que ser apartados por la policía.

Sánchez Barcoj, que fue imputado en el "caso Bankia" el pasado 5 de junio, también declaró en esa condición ante el juez de Madrid Elpidio José Silva por la compra del City National Bank de Florida y por la concesión en 2008 de un crédito de 26,6 millones al Grupo Marsans -dirigido por el expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán- por parte de Caja Madrid.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING