Expertos en nuevas tecnologías destacan el reto de crear productos únicos y atractivos para todos


Expertos en nuevas tecnologías reunidos en el IV Congreso Internacional de Turismo en Ávila aseguraron este jueves que a la hora de diseñar, el reto está en crear productos únicos y atractivos para todos. “No queremos incluir a un público para excluir a otros”, aseveró Stéphanie Ollive, representante de Francia y responsable de Biplan & Polymorphe Design.
En su intervención en la mesa redonda ‘Las nuevas tecnologías al servicio del turismo accesible’, Ollive expuso ejemplos de cómo adaptar las aplicaciones culturales y turísticas para hacerlas accesibles para todos. Entre ellas mostró una aplicación en la que se puede realizar una visita multimedia accesible del 'Titanic' y otra sobre el desembarco de Normandía.
Se trata, explicó, de que la información cultural sea accesible a las personas con discapacidad y de crear un producto que puedan disfrutar todos. “Adaptación y calidad van juntos”, dijo.
Otro de los ejemplos de cómo poner la tecnología al servicio de las personas con discapacidad es la aplicación móvil de turismo accesible ‘Tour4all’, presentado por Mari Satur Torre, directora de la Unidad de Innovación en la Fundación Vodafone España.
Por su parte, Beatriz Cecilia, de la Federación Española de Hostelería (FEHR), se refirió a la web ‘www.hosteleriaaccesible.es’, puesta en marcha en colaboración con la ONCE y su Fundación. Se trata de un buscador de establecimientos hosteleros que incluye criterios de accesibilidad.
Según dijo, muchas de las personas que llegan a España vienen a comer bien, “por lo que hacer accesibles los bares y restaurantes es también normalizar la vida de las personas con discapacidad”. Además, recordó que el gasto medio del turista con discapacidad es un 80% más elevado y que supone un nicho de negocio que hoy es muy necesario para el sector. En su opinión, en la actualidad las deficiencias de accesibilidad en el sector se deben al desconocimiento de los diferentes tipos de discapacidad, a una legislación confusa y farragosa y a la falta de datos sobre el mercado y el volumen de turistas con discapacidad.
BUENAS PRÁCTICAS
A lo largo de la jornada también se expusieron distintas experiencias sobre ‘buenas prácticas en turismo accesible’ en una mesa redonda coordinada por la gerente de Tecnologías Accesibles e Innovación de Technosite, Lourdes González. También se analizó la situación del sector desde el punto de vista de los usuarios, quienes coincidieron en destacar que la accesibilidad es un derecho imprescindible para un 10% de la población mundial.
En este sentido, Francisco Sardón, presidente de Predif recalcó que “ofrecer servicios accesibles demuestra que las empresas turísticas tienen ética”. En la misma línea, Aurora Madariaga, directora de Cátedra de Ocio y Discapacidad de la Universidad de Deusto, advirtió de que “mientras se vea la discapacidad y no al turista o a la persona, el sector turístico no avanzará”.
Por su parte, la concejala de Accesibilidad del Ayuntamiento de Ávila, Noelia Cuenca, explicó el trabajo realizado en materia de accesibilidad en la ciudad y subrayó que para que una ciudad sea reconocida como Patrimonio de la Humanidad “tiene que estar preparada para que todas las personas puedan disfrutar de ella”.
Además, indicó que es “fundamental” trabajar para que la accesibilidad sea “real”, lo que incluye distintos aspectos entre los que destacó la accesibilidad del entorno, una atención adecuada por parte de los profesionales del sector, recursos e información actualizada, asesoramiento de las organizaciones de personas con discapacidad y un compromiso “muy grande, porque aunque hemos hecho importantes avances, todavía nos queda mucho por hacer”, indicó.
Por último, el gerente de Proyectos de la Organización Internacional de Turismo Social (OITS), Danny Silva, habló del proyecto STEEP, promovido por la Comisión Europea con el fin de apoyar la industria social del turismo. Esta iniciativa se concreta en el desarrollo de la plataforma eCalypso, una herramienta de promoción del turismo entre diferentes países europeos dirigida a grupos de jóvenes, personas mayores y con discapacidad y familias con dificultades.
Según Silva, “necesitamos una dinámica interna dentro de la industria del turismo que impulse la sostenibilidad”. Por este motivo, continuó el gerente de Proyectos de la OITS, “hemos buscado la cooperación entre entidades, que faciliten una oferta turística a precios atractivos para el cliente final”, ya que la demanda en este sector ha experimentado “un crecimiento muy relevante” entre estos colectivos, concluyó.

Mostrar comentarios