Fraccionamiento del IRPF

La fecha límite para ingresar el segundo pago en la Declaración de la Renta

A partir de noviembre los contribuyentes que hayan solicitado el pago a plazos del IRPF tendrán que realizar el ingreso de nuevo para cumplir con las obligaciones fiscales.

Calculando la declaración de la Renta.
Calculando la declaración de la Renta.
©[MangoStar Studio de Getty Images Pro] a través de Canva.com

La presentación de la Declaración de la Renta terminó el pasado 30 de junio. Aunque ya han pasado muchos meses desde que los contribuyentes tuvieron que rendir cuentas con la Agencia Tributaria, aquellos a quienes les salió a devolver y optaron por el fraccionamiento del pago se enfrentan a un nuevo cobro este mes.

A lo largo de esta Campaña 2020 se introdujeron algunas novedades. La más relevante fue una orden ministerial de Hacienda que permitió que los trabajadores afectados por un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) pudieran fraccionar el pago hasta seis veces sin intereses asociados. Esta medida está destinada a aliviar los efectos de la crisis económica provocada por la pandemia.

Este colectivo tiene la posibilidad de dividir la cuota a pagar en varios plazos de manera que resulte más sencillo afrontar los ingresos. En estos casos, los pagos se realizan el día 20 de cada mes desde la finalización de la Campaña. Además, las deudas fraccionadas con este mecanismo extraordinario no podrán superar los 30.000 euros, una cantidad que incluye también otros aplazamientos o fraccionamientos pedidos con anterioridad, así como pagos pendientes.

Último día del plazo

En cambio, aquellos que no se encuentren en ERTE y hayan optado por el fraccionamiento seguirán rigiéndose por los dos plazos. Todos ellos deben estar atentos al nuevo mes ya que es cuando Hacienda suele reclamar el próximo pago. Como es habitual la fecha máxima será el 5 de noviembre.

En el anterior periodo, que fue precisamente nada más presentar la declaración de la Renta, la Agencia Tributaria cobró un 60% a quienes optasen por el aplazamiento. En este caso se ingresará el 40% restante de dichas deudas. Para completarlo se puede optar por dos vías. Si opta por la domiciliación bancaria, la entidad realizará todo el proceso y enviará un justificante del pago. Es importante que la cuenta asociada tenga suficiente dinero para que pueda completarse la operación. 

Aquellos que prefieran hacerlo manualmente podrán acceder a la Sede Electrónica de la AEAT y completar el modelo 102 de la administración fiscal. Desde Hacienda advierten que quienes no hagan el ingreso a tiempo podrían llegar a tener una multa, ya que será considerado como no presentado.

Mostrar comentarios