Filipinas y EEUU continúan ejercicios militares en medio disputas marítimas

  • Filipinas y Estados Unidos finalizarán mañana los ejercicios militares conjuntos en el archipiélago filipino en medio de las tensiones entre Manila y Pekín por la soberanía de unos atolones en el Mar de China Meridional.

Manila, 26 abr.- Filipinas y Estados Unidos finalizarán mañana los ejercicios militares conjuntos en el archipiélago filipino en medio de las tensiones entre Manila y Pekín por la soberanía de unos atolones en el Mar de China Meridional.

La víspera, soldados de ambos países hicieron un simulacro de asalto militar en la costa oeste de la isla filipina de Palawan, cerca de zonas disputadas por China y otros países de la región en este mar del Pacífico, indicaron hoy los medios locales.

Estados Unidos, a quien Pekín ha pedido que se mantenga al margen, ha desligado las maniobras en Filipinas, que comenzaron el pasado 16 de abril, del contencioso chino-filipino sobre la soberanía de los atolones de Scarborough.

El pasado lunes, China acusó al Gobierno filipino de tratar de internacionalizar diplomáticamente la disputa marítima al intentar llamar la atención de la comunidad internacional, principalmente la estadounidense.

La crisis se desató el pasado 10 de abril cuando dos barcos chinos se enfrentaron a un buque militar filipino para evitar la detención de unos pescadores chinos que, según Manila, faenaban ilegalmente en Scarborough.

El Gobierno filipino retiró la fragata militar y envió en su lugar un buque civil, que se encuentra en alerta frente a un navío de vigilancia chino.

Las autoridades filipinas también protestaron por el acoso de navíos y aviones chinos contra otro barco filipino, el Saranggani, durante una expedición arqueológica en Scarborough ("Panatag" para los filipinos).

Pekín han calificado de "ilegal" la presencia de naves filipinas en los atolones de Scarborough (para ellos "Huangyan"), que reclaman como parte del territorio chino desde hace siglos.

China, Filipinas y otras naciones de la región como Vietnam, Malasia y Brunei se disputan la soberanía de cientos de islas en el el Mar de la China Meridional, como las Spratly y las Paracel, que se asientan sobre reservas de petróleo y gas aún por explotar.

El conflicto, larvado durante décadas, se ha reavivado en los dos últimos años, especialmente entre Filipinas, Vietnam y China, mientras Estados Unidos ha mostrado su apoyo a las aspiraciones de Hanoi y Manila, que tienen algunos de estos islotes deshabitados a apenas un centenar de kilómetros.

Mostrar comentarios