Jueves, 21.03.2019 - 13:43 h
Está en el nivel más alto desde verano de 2017

¿Fin de la luna de miel con la hipoteca? El euríbor está a punto de saltar a positivo

El principal índice que sirve de referencia a los préstamos de vivienda lleva en negativo dos años y medio pero suma ya cinco meses subiendo.

¿Cómo afecta el Euribor a la hipoteca?
El euríbor sigue marcando el paso en la mayoría de las hipotecas de los españoles. / L.I.

Está cerca de finalizar una dinámica financiera que llevó a cuestionarse la existencia de la propia banca. Cuando el euríbor a doce meses cotizó por primera vez en positivo muchos se preguntaron si el banco debía pagarles por endeudarse. No es broma ni un mal recuerdo. De hecho, las entidades financieras no tardaron mucho en pagar por prestar a otros bancos en el interbancario o por guardar su dinero en el BCE.

Un mundo al revés en el que el negocio típico bancario (diferencia entre lo cobrado por los créditos y lo pagado por los depósitos) parecía al borde la extinción hasta que en 2018 todo parece volver a la cruda normalidad. Los tipos de interés están subiendo por todo el mundo a golpe de turbulencia financiera y al son de la Reserva Federal de EEUU, que ya ha escalado el precio del dinero hasta el rango 1,75%-2%.

Argentina los ha colocado en el 60% y Turquía en el 24% para frenar la fuga de capitales. México ya los subió en junio al 7,75%. Otras dos potencias emergentes como Brasil o Rusia los están bajando después de vivir en los dos últimos años sendas turbulencias que les llevaron a elevar el precio del dinero de golpe. En Europa, mientras tanto y gracias a la potencia de fuego del Banco Central Europeo (BCE), los tipos siguen en la zona cero.

El euríbor, que mide el interés de los préstamos interbancarios y actúa de referencia para las hipotecas, lleva en negativo dos años y medio. Los efectos de esta situación han llevado a un proceso de desapalancamiento de hogares y empresas que hace descender el saldo vivo del crédito privado pese al crecimiento económico. Y los hipotecados viven su particular luna de miel en este escenario, amortizando mes tras mes sus préstamos con un baja carga de intereses. Sin embargo, todo va a cambiar más pronto que tarde.

El escenario dibujado por el BCE en su reunión del pasado jueves contempla la reducción de la sobredosis monetaria a partir de octubre y su finalización en diciembre. ¿Qué significa todo esto? Que el banco que gobierna Mario Draghi dejará de comprar los 30.000 millones de euros de deuda pública y bonos privados, enfriando las rentabilidades y el coste para el emisor. Los intereses crecerán en el mercado aunque no se muevan los tipos oficiales. De hecho, el BCE espera no tocarlos hasta pasado el verano de 2019.

El mercado interbancario no será ajeno a este cambio. El euríbor a doce meses, la referencia para la mayoría de hipotecas, lleva cinco meses subiendo consecutivamente aunque desde el lado negativo. Su promedio mensual a doce meses se encuentra ya en el nivel más alto desde el verano de 2017 (-0,16% a mitad de septiembre).

¿Cuándo dará el salto al lado positivo? Si la crisis de los emergentes no hace descarrilar a Europa, los expertos consideran que conforme se vaya cerrando el 2018, los tipos de corto a medio plazo como el euríbor a 12 meses o la deuda pública a tres años comenzarán a virar hacia arriba y esto puede cambiar el escenario hipotecario.

Con esta herramienta de laInformación y Finect puedes hacer tus cálculos y simulaciones antes de que cambien los números y, sobre todo, ver las diferencias entre el tipo fijo y el variable.

¿Hipoteca a tipo fijo o a tipo variable?:

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios