Miércoles, 21.11.2018 - 09:54 h
Colectivos se quejan por el escaso tiempo del experimento

Finlandia pone fin a la renta básica de 560 euros tras dos años de prueba

2.000 personas desempleadas perciben el salario básico pero el Gobierno ha decidido implementar otras medidas y cerrar la renta en enero de 2019. 

Fotografía de la renta básica en Finlandia.
La renta básica en Finlandia. / Pixabay / La Información.

La renta básica en Finlandia toca a su fin. El país escandinavo fue el primer europeo en poner en funcionamiento un experimento de dos años en el que se daba dinero gratis a los ciudadanos. La medida llegó a otros países como Kenia y está en estudio en Francia, pero la prueba en Finlandia no ha dado los resultados esperados.

Desde enero de 2017, 2.000 ciudadanos desempleados con edades comprendidas entre los 25 y los 58 años recibían al mes 560 euros, con ningún tipo de requerimiento para buscar o aceptar un trabajo. Es más, si una de esas personas encontraba un empleo, continuaba recibiendo el salario básico.

La agencia de seguridad social del país, Kela, había pedido al Gobierno fondos extra para ampliar la prueba piloto un años más, pero la respuesta ha sido tajante marcando enero de 2019 como la fecha en la que la renta básica será historia en Finlandia.

[Te interesa leer: Indignación en Canadá después de que el gobierno local ponga fin a la renta básica]

Asimismo, las autoridades finlandesas han introducido una legislación para aportar otro tipo de beneficios a los ciudadanos en paro, entre ellas al menos 18 horas de formación o trabajo en tres meses. “El Gobierno está realizando cambios para alejar al sistema de la renta básica”, explica Miska Simanainen, trabajadora en Kela en declaraciones recogidas por ‘The Guardian’.

Si bien el tipo de renta básica que proponen 13 regiones de Francia se dirige a toda la población, recibiendo los más necesitados 845 euros y los que menos 545, la medida finlandesa solo se destinaba a un grupo de personas restringido, y el dinero percibido no daba para vivir.

Sin embargo, el objetivo era conocer si una renta básica reduciría la ansiedad de los beneficiarios a la hora de lidiar con las dificultades del día a día y extraer conclusiones para mejorar el sistema de seguridad social.

“Dos años es un periodo muy corto para sacar amplias conclusiones de un experimento tan grande. Deberíamos tener más tiempo y más dinero para alcanzar resultados fiables”, explica el experto envuelto en la prueba Oli Kangas, en declaraciones a la televisión local YLE.

Sin duda alguna, la renta básica se ha convertido en uno de los temas más debatidos en el ámbito económico. Holanda, Canadá y Escocia también están en procesos de prueba y mientras tanto en España PP, PSOE, Cs y Podemos han presentado sus respectivas propuestas para regularla.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios