Finnair vuelve a números rojos y pierde 52 millones de euros hasta junio

  • La aerolínea finlandesa Finnair registró una pérdida neta de 52 millones de euros en el primer semestre del año, frente a los 2,4 millones de euros de beneficio del mismo periodo de 2013, y anunció que las previsiones para el cierre del ejercicio apuntan a "perdidas importantes".

Helsinki, 15 ago.- La aerolínea finlandesa Finnair registró una pérdida neta de 52 millones de euros en el primer semestre del año, frente a los 2,4 millones de euros de beneficio del mismo periodo de 2013, y anunció que las previsiones para el cierre del ejercicio apuntan a "perdidas importantes".

Entre enero y junio, la compañía aérea aumentó en un 128 % su pérdida neta de explotación (EBIT) respecto al primer semestre del año anterior, hasta los 54,7 millones de euros.

La facturación de Finnair ascendió a 1.109 millones de euros, un 7,8 % menos, debido principalmente a la menor demanda de vuelos chárter, la caída del tráfico de mercancías y la externalización de varios servicios de aviación no estratégicos.

El único indicador positivo en un balance lleno de números rojos fue el aumento del número de pasajeros transportados en este semestre, que creció un 3,8 % hasta alcanzar los 4,73 millones de viajeros.

El consejero delegado de Finnair, Pekka Vauramo, achacó la notable pérdida de rentabilidad a la caída de los ingresos unitarios de pasaje (ingresos por asiento disponible y milla recorrida), que se redujeron un 5 %, hasta los 5,92 céntimos de euro.

"El impacto de las débiles perspectivas económicas de Finlandia sobre la demanda nacional y la creciente competencia internacional, sobre todo en el tráfico de larga distancia, tuvieron un efecto negativo en nuestros ingresos unitarios", señaló Vauramo en un comunicado.

El máximo responsable de la aerolínea finlandesa también culpó de los malos resultados a la apreciación del euro con respecto a otras divisas que suponen una importante fuente de ingresos para la compañía, principalmente de países asiáticos como Japón, China e India.

Finnair está inmersa en un amplio programa de reestructuración con el que pretende recortar en 200 millones de euros sus costes operativos anuales para garantizar su viabilidad en el futuro.

Según Vauramo, este plan de ahorro progresa de manera satisfactoria y la compañía ya ha logrado acuerdos con algunos colectivos de empleados, aunque los resultados de este semestre demuestran que los avances conseguidos aún no son suficientes.

"Lograr la reducción de costes que perseguimos y alcanzar el nivel de costes que existe en el mercado en todas las categorías es algo absolutamente esencial en esta situación financiera", afirmó Vauramo.

La aerolínea finlandesa advirtió de que la incertidumbre económica en Europa y Asia, sus dos principales mercados, seguirá afectando negativamente a la demanda en el sector aéreo.

Por ello, Finnair pronostica que en 2014 sufrirá una "caída considerable" de su facturación respecto al pasado ejercicio, y advierte de que cerrará el año con "pérdidas importantes".

Mostrar comentarios