Más beneficios para los 'ricos'

Decálogo para ahorrar casi 3.000 euros en la próxima Declaración de la Renta

Claves para aprovechar antes de fin de año las ventajas fiscales que introdujo la última reforma del Ministerio de Hacienda

Ciudadanos haciendo la Declaración de la Renta en la sede de Madrid.
Ciudadanos realizan la Declaración de la Renta en la sede de Madrid. / EFE

Se avecina el final del año y con éste un periodo clave en la planificación tributaria para poder pagar menos a Hacienda en la próxima Declaración de la Renta. Y es que, aprovechando al máximo los cambios que introdujo la última reforma fiscal, los españoles podrían ahorrarse de media 3.200 euros la próxima primavera. Aunque paradójicamente las ventajas son más cuantiosas para los ciudadanos con ingresos y patrimonios más elevados.

A fin de año, muchos organismos, entidades financieras y consultoras ofrecen sus consejos para pagar menos en la Declaración de la Renta. Entre ellos destacan los de Gestha, el colectivo de Técnicos del Ministerio de Hacienda.

1. Aprovecharse de los planes de pensiones

Los planes de pensiones radican en un beneficio fiscal interesante al devolverse en la Declaración de la Renta un porcentaje (igual a la retención del IRPF en cada caso) de lo aportado el año anterior. Eso sí, con una aportación límite de 8.000 euros anuales, siempre que no superen el 30% de los rendimientos del trabajo y actividades económicas, independientemente de la edad. Esta deducción es importante porque se hace directamente de la cuota a pagar, y no de la base imponible como ocurre en la gran mayoría de casos.

2. Deducción por compra de vivienda antes de 2013

Aquellos que compraron su vivienda habitual antes del 1 de enero de 2013 seguirán pudiendo deducirse hasta el 15% de las cantidades invertidas, con un límite de 9.040 euros, deducción que se hace también de la cuota. Eso sí, para ello habrán debido de tener deducciones por la misma vivienda en 2012 o anteriormente. Los técnicos de Hacienda recomiendan además "realizar un pago adicional de 4.477 euros de media para amortizar la hipoteca o construir un inmueble antes de que finalice el años", con el fin de reducir la factual fiscal en 671,57 euros.

3. Neutralizar las plusvalías al vender la vivienda habitual

Las ganancias obtenidas para quienes hayan vendido su casa en 2017 tributarán en la próxima Declaración de la Renta entre el 19 y el 23% (entre el 20 y el 25% en País Vasco y entre el 19 y el 25% en Navarra), aunque si se reinvierte ese importe, aunque sea parcialmente, en otra vivienda de carácter habitual podrá neutralizarse este pago. Hay un plazo de dos años para realizar esta operación.

4. Ser solidario tiene premio...

Los técnicos de Hacienda animan a que aquellos que donen a ONGs, fundaciones o cualquier entidad acogida a las Leyes estatal o forales de incentivos al mecenazgo que "siempre pidan un certificado con sus datos identificativos, fecha e importe donado". Así, podrán desgravarse un 75% de los primeros 150 euros donados y un 30% del resto de sus aportaciones, que aumenta al 35% si la cantidad donada a una misma ONG no ha disminuido en cada uno de los tres últimos años. Del mismo modo, también deducen las cuotas sindicales y los gastos de defensa jurídica contra el empleador (con un límite de 300 euros) y las de colegios profesionales con carácter obligatorio.

5. ...Y serle fiel a un partido político, también

También las cuotas de afiliación y las aportaciones a partidos políticos pueden reportar beneficios extras a los contribuyentes al suponer una deducción del 20%, limitada a un máximo de 600 euros. En el caso de Navarra, la deducción es del 15%, y en el País Vasco no existe límite.

6. Incentivo para los 'ángeles' de los emprendedores

Los 'business angels' o personas interesadas en aportal capital para el inicio de una actividad también tienen su beneficio fiscal. Siempre y cuando se incorporen a su accionariado en los tres primeros años desde la constitución de la sociedad y se mantengan en el mismo entre tres y doce años, claro. "Estas inversiones permiten una deducción del 20% en la cuota estatal del IRPF de la inversión realizada al suscribir las acciones o participaciones de la sociedad, siendo la base máxima de la deducción de 50.000 euros anuales, limitada a una participación, junto con su cónyuge y familiares hasta el segundo grado incluido, nunca superior al 40% del capital de la entidad y cuyos fondos propios tampoco podrán superar los 400.000 euros al inicio del período de la entidad en que el inversor adquiera las acciones", indican los técnicos de Hacienda.

7. Trabajar en el extranjero ahorra

Aquellos trabajadores desplazados temporalmente al extranjero por empresas españolas están exentos de tributar los rendimientos obtenidos allí, con un límite de 60.100 euros anuales, que en Navarra se reducen a 30.000 euros. Podrán aplicar esta deducción, eso sí, siempre y cuando en el país en el que se realicen los trabajos se aplique un impuesto de naturaleza idéntica o análoga a la del IRPF. Y no se trate de un paraíso fiscal, claro.

8. Los mayores de 65 años, beneficiados

Los contribuyentes mayores de 65 años están exentos de tributar las ganancias que les produzca la venta de su vivienda, del mismo modo que los dependientes severos. Igualmente, las ganancias obtenidas por estos colectivos por la venta de cualquier bien están también exentas de tributación, siempre y cuando el importe total no exceda un límite de 240.000 euros y se destine a constituir una renta vitalicia asegurada en un plazo de seis meses. En el País Vasco y Navarra, las condiciones varían en ambos supuestos.

9. Compensar las ganancias con las perdidas

Los técnicos de Hacienda recomiendan el final de año para compensar las ganancias patrimoniales obtenidas con las pérdidas generadas por un fondo de inversión, acciones o derivados financieros, una actividad que se permite desde la reforma fiscal de 2015. El porcentaje de compensación estatal este año será de un 20%, y el año que viene de un 25%.

10. Los tímidos beneficios de los Planes de Ahorro 5

En los Planes de Ahorro 5, la inversión por aportación se limita a 5.000 euros al año y para que exista una exención de los rendimientos positivos se necesita una permanencia de al menos cinco años desde la primera aportación. Además, el beneficio se pierde si se hace cualquier disposición antes del plazo de otros cinco años. Por otro lado, los bajos tipos de interés, la indisponibilidad y el escaso beneficio fiscal de los Planes de Ahorro 5 hacen que no sean especialmente atractivos, salvo para quienes prefieran incrementar sus ahorros a largo plazo con un producto seguro, aunque sin altas rentabilidades.

Decálogo para ahorrar casi 3.000 euros en la próxima Declaración de la Renta

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios