La circular está en consulta pública

La aportación al plan de pensiones de los consejeros deberá estar en la retribución

La CNMV ha informado que este cambio se aplicará a partir del ejercicio de 2019 y que podrá realizarse en el formato que cada empresa desee. 

Sebastián Albella
Sebastián Albella, presidente de la CNMV. 

El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella, ha informado este jueves de que las empresas deberán incluir las aportaciones realizadas a los planes de pensiones de sus consejeros en la retribución total percibida por los mismos a partir del ejercicio 2019.

Así lo prevé la circular de la CNMV que modificará los modelos de los informes sobre gobierno corporativo y remuneraciones de los consejeros que las empresas cotizadas están obligadas a remitir al supervisor, actualmente en audiencia pública.

Según ha señalado Albella en declaraciones a los medios en un acto celebrado en Barcelona, el supervisor enviará la nueva circular, que será de aplicación a partir de 2019, en el plazo de un mes.

En lo relativo a los informes sobre gobierno corporativo, Albella ha indicado que las compañías podrán realizarlo en el formato que deseen siempre y cuando estos contengan toda la información requerida por el supervisor.

La propuesta de circular se encuentra en consulta pública desde el pasado 19 de enero y hasta el próximo 2 de marzo y busca resolver algunos inconvenientes detectados por la CNMV en los modelos del Informe Anual de Gobierno Corporativo (IAGC) y de Informe Anual de Remuneraciones de los Consejeros (IARC).

Entre ellos se encuentra una cierta falta de flexibilidad para las empresas, que ven limitada su habilidad para organizar y estructurar la información en la forma que consideran mejor y, en algunos casos, elaboran otro modelo con un formato más adaptado a su propio contexto, sus circunstancias y su imagen corporativa para distribuir entre sus accionistas, inversores institucionales, asesores de voto y otros grupos de interés.

Además, la CNMV percibió la necesidad de realizar algunos ajustes técnicos en los modelos de ambos informes para eliminar algunos apartados que han perdido relevancia en el contexto actual e introducir o desarrollar otros que resultan relevantes.

Asimismo, el supervisor consideró oportuno incluir un nuevo modelo de informe anual de gobierno corporativo aplicable a las entidades que integran el sector público institucional que sean emisoras de valores, distintos a las acciones, más simplificado y adaptado a las particularidades de estas entidades.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING