Nuevo problema de descoordinación

Maroto incendia al PP por adelantar una oferta fiscal: "El anuncio es de Montoro"

El vicesecretario del PP avanzó que el Gobierno quiere eximir del IRPF a los pensionistas que cobran hasta 17.000 euros, lo que no gustó al Gobierno.

Maroto (PP) cree que "hay interés político" en la comparecencia de Rajoy en pleno y vaticina que no saldrá "nada nuevo"


Javier Maroto ha incendiado al PP y al Gobierno. El vicesecretario de Política Social y Sectorial del PP avanzó este martes en Los Desayunos de TVE que el Ejecutivo de Rajoy quiere eximir del pago del IRPF a los pensionistas que cobran rentas anuales de hasta 17.000 euros, lo que les permitirá ganar poder adquisitivo "por la vía de no pagar este impuesto". En el Gobierno no han sentado bien estas palabras; un anuncio que, según dicen, debería estar reservado al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, o al presidente del Gobierno.

Las declaraciones de Maroto suponen un nuevo problema de coordinación y comunicación en el PP y en el Gobierno. Tanto el partido como Moncloa y los ministerios económicos recibieron peticiones de periodistas para explicar una medida que el vicesecretario de Génova daba por prácticamente segura en los próximos Presupuestos: "Mariano Rajoy ha eliminado el IPRF para todos los pensionistas que tengan una pensión inferior a 860 euros al mes (lo que equivale a unos 12.000 euros anuales); queremos hacer extensiva esa eliminación del IRPF incluso hasta los 17.000 euros de pensión, es decir, hacer que más pensionistas ganen poder adquisitivo por la vía de no pagar el impuesto", afirmó.

Pero en el Gobierno se desvinculan de esas palabras: "No sabemos nada", aseguraban desde un ministerio considerado de Estado. No desautorizaban al dirigente del PP pero tampoco refrendaban sus palabras. "Pregunta a Maroto", respondían desde el entorno de Moncloa. Y el PP se escudaba en que era una propuesta y que no había nada decidido: "Es una posibilidad", afirmaban dos fuentes del partido remitiéndose al Pleno de la semana pasada en el que Rajoy se comprometió a estudiar las peticiones de Albert Rivera para bajar el impuesto sobre la renta a quienes tienen más problemas para llegar a fin de mes.

El foco de la controversia, según las fuentes consultadas, no está en el fondo de la cuestión - nadie niega que el Gobierno se esté planteando una medida que dejará sin obligación de tributar a cerca de ocho millones de pensionistas - sino en el modo en que ha llegado al debate público. Fuentes del Ejecutivo se muestran sorprendidas de que haya sido el portavoz popular el que haya realizado el anuncio cuando se trata de un asunto "que se ha trabajado a nivel de Gobierno" y cuyo anuncio estaba reservado a la presentación del proyecto presupuestario.

¿Hay algo cerrado o las declaraciones de Maroto son un globo sonda? En el Gobierno no dan pistas y se remiten a la aprobación de los Presupuestos Generales el próximo martes en Consejo de Ministros extraordinario. Aseguran que la medida aún podría modularse antes de la presentación del proyecto presupuestario - no en vano las declaraciones públicas de los implicados han 'movido' el umbral máximo de las rentas exentas entre los 17.000 y los 18.000 euros- y recuerdan que aún plasmadas en el proyecto podrán variar en la negociación parlamentaria que se desarrollará durante la primavera.

Maroto también avanzó en la entrevista en TVE que los anuncios que ha hecho el Gobierno en relación a la subida de las pensiones mínimas y de viudedad ya "van tomando cuerpo". Confirmó que habrá un "gesto clarísimo y merecido" hacia las viudas, con una subida de esas pensiones que "va más allá de lo que estaba previsto". Sobre las mínimas confirmó que el Gobierno planteará una propuesta en los Presupuestos para que suban "mucho más de lo anunciado", pero dentro de las posibilidades presupuestarias del Gobierno. Es decir, parece que el que fuera alcalde de Vitoria hablaba con conocimiento de causa.

Lo cierto es que el Gobierno tiene un mayor margen para bajar el IRPF con respecto al que tenía el pasado verano. Se están mejorando las previsiones de crecimiento de la economía española (el Banco de España acaba de hacerlo) y la recaudación es mayor desde entonces. De hecho, el propio Montoro desveló en el Congreso que nuestro país ingresó en 2017 198.000 millones de euros, en torno a 2.900 millones menos que lo que había calculado. El Estado, por tanto, tiene más dinero disponible para gastar.

A esta confusión en el Gobierno y PP hay que sumar la batalla que mantienen los populares con Ciudadanos para conseguir apuntarse el tanto de esta rebaja del IRPF. El Ejecutivo está intentando vender esta medida como novedad, pero en realidad ambas formaciones pactaron el pasado verano eximir o reducir el impuesto sobre la renta a aquellos cotizantes que cobraran menos de 18.000 euros. Fueron parte de las negociaciones que mantuvieron para aprobar primero el techo de gasto de 2018 y para intentar sacar adelante los Presupuestos de este año, una negociación que quedó en 'stand by' por el proceso independentista de Cataluña.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios