Montoro pincha otra vez: recauda 2.900 millones menos de lo previsto en los PGE

La mejora de la economía y el impacto de la última reforma fiscal permiten a nuestro país ingresar 198.000 millones de euros en 2017

Comparecencia del Ministro de Hacienda en el Congreso
Comparecencia del Ministro de Hacienda en el Congreso / EFE

El Ministerio de Hacienda vuelve a pinchar en la previsión de recaudación que le sirve de base para elaborar los Presupuestos Generales del Estado (PGE). En concreto, nuestro país ingresó el año pasado 2.900 millones de euros menos de lo que había calculado al elaborar las Cuentas: en torno a los 198.000 millones de euros, frente a los 200.963 que había estimado inicialmente. 

El tirón económico y los efectos de la última reforma fiscal han permitido a nuestro país elevar sus ingresos tributarios en 12.000 millones de euros en relación al año previo, y quedarse a las puertas de su récord de recaudación tributaria que logró en el año 2007, justo antes de iniciarse la crisis económica en nuestro país. Entonces se recabaron 200.000 millones de euros.

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ya advirtió recientemente en un informe de que la recaudación por el impuesto sobre Sociedades iba a ser en torno a los 3.000 millones de euros inferior a lo previsto por el Ejecutivo. 

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha anunciado la cifra de recaudación en el Congreso de los Diputados, durante su comparecencia a petición propia para explicar las consecuencias de la prórroga presupuestaria. Precisamente, Montoro ha fijado como fecha límite para aprobar las Cuentas de este año la primera semana de abril, con el objetivo de evitar que su tramitación parlamentaria se solape con la de los Presupuestos del ejercicio 2019.

El titular de Hacienda ha insistido en la necesidad de contar con los apoyos parlamentarios para sacarlos adelante Lo hace ahora que el pacto con Ciudadanos no atraviesa por su mejor momento. "El Consejo de Ministros tiene el límite en final de marzo, si me apuran la primera semana de abril" para aprobar las cuentas de 2018, ha afirmado.

El ministro ha recordado que la tramitación parlamentaria del Presupuesto suele durar unos tres meses, por lo que si el proyecto presupuestario de 2018 se aprobara más tarde de abril no lograría el visto bueno de las Cortes antes de julio. En ese mes ya debería haberse iniciado el trámite del techo de gasto de 2019, ya que la legislación establece que debe aprobarse en Consejo en junio, es decir, que ambos debates coincidirían.

"No tiene ningún sentido que finalmente el Congreso apruebe una ley de Presupuestos de 2018 que se superponga" con la tramitación de las cuentas de 2019, ha considerado.

Por ello, Montoro ha instado a los partidos de la oposición a olvidar sus "propios intereses partidistas" para permitir la aprobación de unas nuevas cuentas para 2018, "que también son asiento de la estabilidad política de nuestro país".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios