Recibirán cursos intensivos de idiomas

Montoro apunta a los jefes de la Agencia Tributaria a cursos de inglés y francés

Los máximos responsables de Hacienda recibirán esta formación por el incremento de las investigaciones y para acudir a reuniones internacionales. 

Montoro rastrea las deudas pendientes de las empresas que 'huyeron' de Cataluña
Montoro rastrea las deudas pendientes de las empresas que 'huyeron' de Cataluña

Hacienda quiere que los principales responsables de la Agencia Tributaria aprendan a hablar inglés, francés o alemán a la perfección. El objetivo es que estos funcionarios que ejercen en puestos de altas responsabilidades en el organismo publico puedan comunicarse de forma fluida con sus colegas internacionales en el ejercicio de su trabajo. Para ello, el Ministerio ha puesto a disposición de estos trabajadores públicos una serie de cursos de idiomas para que, quien no tenga esos conocimientos, pueda aprender a manejarse en un nivel B1.

Los responsables de las investigaciones a los futbolistas de la Liga española, a los cantantes, a los actores o directores de cine tendrán que acudir (si lo necesitan) a estas clases que serán semanales y en las que se enseñará principalmente a expresarse de forma oral. El objetivo, según el Ministerio, es que estos altos funcionarios mejoren su capacidad de comunicación y su lenguaje técnico-profesional en los tres idiomas que se ofrecen. Hacienda quiere, de esta forma, que sus funcionarios avancen en sus conocimientos en estas lenguas extranjeras por el aumento de las investigaciones internacionales y también por la necesidad de que estos jefes acudan a cursos y seminarios fuera de nuestras fronteras.

Los cursos de idiomas que van a comenzar en la Agencia Tributaria se organizarán en grupos reducidos y se ofrecerán al personal destinado en la delegación central de la Agencia Tributaria en Madrid: entre 200 y 300 empleados públicos en total que pueden necesitar reforzar sus conocimientos. En cada clase habrá un mínimo de cinco alumnos y un máximo de ocho para un montante de 40 grupos a los que podrán acudir los funcionarios que ocupan labores de dirección.

Agencia Tributaria.

Hacienda ha dividido en dos bloques estos grupos y serán dos academias particulares quienes ofrezcan esta formación complementaria en lenguas extranjeras: G91 Idiomas, con la que se ha firmado un contrato de 86.000 euros, y Centro de Enseñanza, con quien Hacienda ha sellado un acuerdo por algo más de 46.000 euros. Es decir, el coste para la Administración de cada curso anual de idiomas rondará los 500 euros por alumno.

Los profesores de estos centros con los que Hacienda ha firmado sendos contratos tendrán que desplazarse hasta diferentes edificios de la Agencia Tributaria para ofrecer estas clases de 49,5 horas anuales a los jefes de la Agencia Tributaria. A lo largo de 33 semanas habrá una sesión oral de 1,5 horas y solo tendrán vacaciones durante las festividades de Navidad, Año Nuevo, Semana Santa, San Isidro y verano. Los horarios serán dentro de la jornada laboral: una clase de 8 a 9:30 de la mañana y otra de 15:30 a 17 horas. 

Todos los funcionarios recibirán el primer día de sus clases un libro de texto y un cuaderno de ejercicios que les servirán de apoyo. Los profesores tienen previsto utilizar otro material complementario, como listening, vídeos, recomendaciones de libros o podcast para que los trabajadores públicos vayan familiarizándose con el idioma que van a aprender. Todo este material correrá a cargo de la academia correspondiente. 

Y mucha atención a los funcionarios que no vayan a clase o no avancen a lo largo del curso. Los profesores de estos cursos deberán realizar un informe mensual de participación de todos los alumnos con el objetivo de evitar que se ausenten del mismo o que se estanquen en sus conocimientos. En ese documento se reflejará el aprovechamiento de los alumnos de las clase con especificación del porcentaje de asistencia y del avance en del idioma de cada uno de los alumnos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios