Nunca más de un 25%

Rivera pone el foco en las tecnológicas y exige al Gobierno que paguen su parte

Expone en una proposición no de ley la necesidad de implantar un tributo sobre el volumen de negocio y dice que llevan años pagando muy poco.

1. Google
Google puede presumir, según los datos de Universum, de ser la empresa con la que sueñan los futuros ingenieros de España. / Pixabay

Ciudadanos propone crear un impuesto "de compensación" al impuesto de sociedades para las grandes multinacionales tecnológicas con empresas o consumidores en España y que se aplique sobre el volumen de negocio, así como otro impuesto sobre los ingresos de publicidad prestados por estas empresas.

El grupo parlamentario de Ciudadanos ha registrado una proposición no de ley para que las multinacionales tecnológicas tengan una tributación mínima efectiva en España mientras no se llega a un acuerdo multilateral en el ámbito de la fiscalidad. La formación naranja exige que las grandes tecnológicas paguen sus impuestos allí donde obtienen sus beneficios y critica que lleven "muchos años" disfrutando de "bajísimas tasas de imposición sobre sus ingentes beneficios". Suena a Trump, pero es una realidad.

Ciudadanos explica que la imposición vigente en la UE tiene lagunas que son utilizadas por estas multinacionales digitales para reducir su tipo efectivo a unos niveles de hasta el 9%, cuando el resto de empresas con presencia física en un Estado miembro de la UE tiene un tipo efectivo medio del 23,2%.

Para cambiar esta situación la iniciativa de Ciudadanos insta al Gobierno a liderar en los foros internacionales un cambio fiscal, a revisar la lista de paraísos fiscales volviendo a incluir los Estados que no cooperan de forma efectiva con Hacienda, y sobre todo a establecer varios impuestos mientras no se llega a una solución a nivel europeo.

En este sentido, pide un tributo sobre el volumen de negocio de las grandes multinacionales tecnológicas que operen en España y con consumidores españoles y que grave también las operaciones realizadas por empresas vinculadas a dichas multinacionales en otros Estados, siempre que se realicen con empresas o consumidores con sede en España.

Puntualiza que en ningún caso la tributación de este impuesto y el impuesto de sociedades de las filiales en España sobrepasaría el 25% de los beneficios generados en España. Por otra parte, también aboga por establecer una retención final sobre determinados pagos hechos a proveedores no residentes en relación con bienes y servicios ordenados en internet, así como por un impuesto sobre los ingresos de publicidad u otros servicios prestados por las empresas digitales

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios