Fitch aplaude la moratoria renovable pero apunta a nuevas subidas de la luz

  • La agencia de calificación Fitch ha señalado que la decisión del Gobierno de suspender de forma temporal la concesión de primas a nuevas renovables puede ayudar a aliviar el problema del déficit de tarifa pero que para atajarlo se necesitan nuevas subidas del recibo de la luz.

Madrid, 31 ene.- La agencia de calificación Fitch ha señalado que la decisión del Gobierno de suspender de forma temporal la concesión de primas a nuevas renovables puede ayudar a aliviar el problema del déficit de tarifa pero que para atajarlo se necesitan nuevas subidas del recibo de la luz.

En un informe sobre el asunto, Fitch añade además que la medida aprobada el viernes por el Gobierno reduce el riesgo de que se puedan tomar decisiones retroactivas más perjudiciales para las empresas eléctricas.

El hecho de que la normativa afecte solo a nuevos proyectos ayuda a calmar las preocupaciones del mercado sobre que el recorte de primas pudiera aplicarse a instalaciones ya aprobadas.

Así, la agencia señala que el impacto de la medida en las eléctricas como Iberdrola o Gas Natural Fenosa será limitado, ya que apenas tienen planeadas inversiones futuras en renovables en España y que incluso podría resultar positivo para Red Eléctrica, ya que reduciría costes de conexión de nuevas plantas renovables.

Sobre el déficit de tarifa, Fitch insiste en que sigue siendo una preocupación y que cualquier medida que suponga que las eléctricas deban compartir la carga de este problema podría tener consecuencias negativas dado el peso de esta deuda en sus balances.

El déficit de tarifa, que se genera al ser los ingresos del sistema insuficientes para cubrir los costes, supera ya los 24.000 millones de esta deuda reconocida a las eléctricas y que deben devolver los consumidores a través del recibo de la luz.

Sobre los límites de cumplimiento de este déficit, Fitch señala que con las cifras definitivas de 2011 se sobrepasará el límite de 3.000 millones previsto legalmente pero que la decisión de frenar las renovables ayudará a cumplir con el tope de 1.500 millones fijado para este año.

El pasado viernes, el Gobierno decidió paralizar temporalmente la concesión de primas a nuevas instalaciones del régimen especial (renovables y cogeneración).

La decisión sólo afectará a nuevas plantas, no a las a las instalaciones ya en marcha, a las subvenciones ya autorizadas ni a las plantas ya inscritas en los registros de preasignación de primas del Ministerio.

Mostrar comentarios