Para 'compensar' pérdidas

Fomento se queda con los 250 millones de garantías de las autopistas rescatadas

Este importe se sumará al de entre 700 y 1.000 millones de euros que Fomento prevé obtener con la relicitación

Autopista de peaje
Imagen del peaje de una autopista de peaje

El Ministerio de Fomento se quedará con los 250 millones de euros que las actuales concesionarias de las nueve autopistas quebradas que el Departamento está 'rescatando' pusieron como garantía cuando se adjudicaron los contratos para su construcción y concesión una vez estos contratos se rescindan. Así lo indicó el titular del Departamento, Íñigo de la Serna, quien indicó que este importe se sumará al de entre 700 y 1.000 millones de euros que Fomento prevé obtener con la relicitación de estas vías en la segunda mitad del año.

Con estas cantidades, el Ministerio busca amortiguar el importe que debe abonar a las concesionarias para compensar la inversión que realizaron en su construcción y que todavía no han recuperado por el cobro de peaje, la denominada responsabilidad patrimonial de la administración (RPA).

El Ejecutivo fijó en unos 2.000 millones de euros este importe en el Plan de Estabilidad remitido a Bruselas a finales de 2017, si bien los fondos acreedores de las autopistas, así como la patronal de constructoras y concesionarias Seopan, elevan esta 'factura' hasta los 4.500 millones.

En este sentido, De la Serna reiteró que este importe deberá fijarse y abonarse "autopista por autopista" en un plazo de seis meses y desde el momento que se rescinda cada uno de los actuales contratos de concesión de las vías. En ese momento será también efectivo y se percibirán los referidos 250 millones de las garantías, según detalló De la Serna durante su intervención en el pleno de control al Gobierno en el Congreso.

El ministro recordó asimismo que, en tanto se aborda el proceso administrativo de la resolución de los contratos de concesión, Fomento está asumiendo la titularidad de las autopistas en el momento en que el proceso concursal en que están inmersas llega a la fase de liquidación con el fin de garantizar que sigan en servicio para los ciudadanos.

El Ministerio, a través de Seittsa, ya se ha hecho con cinco de estas vías, dos de las radiales de Madrid (la R-4 Madrid-Ocaña y la R-2 Madrid-Guadalajara, la AP-36 Ocaña-La Roda, la Circunvalación de Alicante y el tramo de la AP-7 entre Cartagena y Vera. Próximamente, Fomento asumirá también las otras dos radiales (la R-3 y la R-5), la M-12, que une Madrid con el aeropuerto y la AP-41 Madrid Toledo.

Planes de 'rescate'

Durante su intervención en el pleno, el titular de Fomento contrastó las medidas emprendidas por el actual Gobierno y el anterior, ambos del PP, para estas vías con las tomadas por el último Ejecutivo socialista. En este punto, señaló los préstamos participativos y las cuentas de compensación que dicho Gobierno del PSOE articuló para intentar evitar la quiebra de las vías, que cifró en 483 y 85 millones de euros, respectivamente, y los incrementos de peaje de hasta el 18% y el 20% que tenían asociados.

Por su parte, el diputado socialista César Ramos señaló que "el rescate de las autopistas" diseñado por el actual Ejecutivo "costará miles de millones a los españoles, mientras no se garantizan las pensiones". "El 'rescate' lo vamos a pagar todos los españoles para volver a dar las autopistas a las empresas para que hagan negocio", remarcó.

Fomento se queda con los 250 millones de garantías de las autopistas rescatadas

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios