Sábado, 04.04.2020 - 16:47 h
Así se evitan los coeficientes reductores

La fórmula para jubilarse dos años antes y cobrar el máximo dinero de pensión

La edad de jubilación aumenta en 2020, pero existen métodos para dejar de trabajar y cobrar la pensión máxima sin penalización.

Fotografía de un jubilado.
Algunos trabajadores descartan jubilarse antes de tiempo por miedo a cobrar menos pensión. / Canva.

Los jubilados miran este 2020 con recelo. El final de 2019 supuso un jarro de agua fría para los pensionistas después de que se anunciara que no llegaría la subida que tanto esperaban, aunque el Gobierno de Pedro Sánchez prevé hacerla efectiva a finales de enero. A todo ello, se añaden los cambios en la edad de jubilación. Con el nuevo año, el límite mínimo para acogerse a la jubilación se retrasa hasta los 65 años y 10 meses para quienes hayan cotizado por un periodo inferior a los 37 años.

Por ello, son muchos los que empiezan a barajar la posibilidad de jubilarse de manera anticipada. Sin embargo, acogerse a esta modalidad implica hacer frente a los coeficientes reductores, es decir, una “penalización” que reduce en un determinado porcentaje la prestación por el hecho de jubilarse antes.

[Te interesa leer¿Qué norma jurídica aplico a la pensión? Así te puedes jubilar con más dinero]

Pero no todo son malas noticias. En la actualidad, existen ciertas fórmulas que nos permiten jubilarnos con 63 años sin que la cuantía de nuestra pensión se vea alternada. La clave está en la base de cotización.

Cotizar por el máximo para evitar los coeficientes reductores

La base de cotización es diferente para cada persona en función de sus ingresos y los años que haya cotizado. Para calcularla se tienen en cuenta los 23 años inmediatamente anteriores a la jubilación en 2020. Este límite también se irá incrementando hasta llegar a los 25 años en 2022.

Para obtener la cuantía de la pensión que se percibe será necesario tomar como referencia las bases de cotización de 276 meses (las que corresponden a 23 años de cotización) previas a los dos meses inmediatamente anteriores a la jubilación y dividirlas entre 322. Este número (322) resulta de la suma de las 276 pagas ordinarias y las 46 extraordinarias que se reciben durante esos 23 años. 

De este modo, de solicitar la jubilación anticipada, será sobre esta base sobre la que se aplicarán los coeficientes reductores. Estos coeficientes podrán ser de hasta un 2% trimestral si se acredita un periodo de cotización inferior a 38 años y 6 meses. Es decir, durante los dos años de anticipo de jubilación se restaría un 16%, o, lo que es lo mismo, un 8% anual. Para periodos de cotización más largos, la penalización es menor. En concreto, de un 7,5% anual (1,875% trimestral) para periodos superiores a los 38 años y 6 meses; un 7% anual (1,750% trimestral) para cotizaciones iguales o superiores a los 41 años y 6 meses e inferiores a 44 años y 6 meses, y un 6,5% anual (1,625% trimestral) para periodos iguales o superiores a los 44 años y 6 meses.

Sin embargo, estos coeficientes reductores no afectarán a todos por igual, especialmente a aquellos afortunados que cotizan por la base máxima que, actualmente, se fija en los 4.070,1 euros. En estos casos, la ley establece que, si el importe resultante de aplicar los coeficientes reductores es superior a la pensión máxima prevista (2.659,41 euros en 2019), el cálculo deberá hacerse de forma diferente. En concreto, se aplicará una reducción del 0,5% trimestral (un 2% anual o un 4% durante los dos años) sobre la pensión máxima fijada en ese momento.

Es decir, como el resultado de aplicar los coeficientes reductores durante los dos años de anticipo sobre la base máxima (4.070,1 euros) da un total de 3.418,88 euros y, por tanto, es superior a la pensión máxima vigente (2.659,41 euros en 2019), habría que reformular el cálculo. De este modo, aplicando la reducción del 0,5% trimestral se obtendría un máximo de 2.553,04 euros, que sería el tope máximo que podría obtener una persona habiendo cotizado por la base máxima durante 23 años. Todo ello apenas implicaría una reducción de 106 euros respecto a la pensión máxima vigente en este momento, por lo que la jubilación anticipada apenas le afectaría. Eso sí, para ello es necesario ser uno de los agraciados que cotizan por el máximo durante todos esos años.

Si tienes dudas sobre tu pensión futura, en esta herramienta que te proporcionamos desde La Información y Finect es posible calcular qué prestación se obtendría en caso de acogerse a la jubilación ordinaria.

¿Sabes cuánto tendrás de pensión cuando te jubiles?:

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING