Viernes, 18.01.2019 - 23:37 h
El INE ha corregido sus datos

El freno económico se confirma: el PIB creció solo al 2,5% anual hasta junio

El dato revisado del segundo trimestre está dos décimas por debajo de lo previsto y confirma las peores expectativas sobre la economía española.

La ministra de Economía, Nadia Calviño, durante su intervención en una sesión de control del Gobierno
La ministra de Economía, Nadia Calviño. / EFE

Los vientos de cola han abandonado definitivamente a la economía española que ha visto cómo se ralentiza la tasa de crecimiento interanual al 2,5%, dos décimas por debajo de la previsión del Gobierno para todo el año y al hilo de las alertas sobre la desaceleración de la economía que se han lanzado en los últimos días. 

Según los datos de Contabilidad Nacional Trimestral difundidos este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la economía creció un 0,6% en el segundo trimestre del año, tasa similar a la del trimestre anterior, gracias al empuje de la inversión, ya que el consumo prácticamente se estancó. El dato de los últimos doce meses corrige la estimación que el INE hacía a finales del mes pasado y alerta todas las alarmas sobre el freno económico.  

Debido a la revisión de la Contabilidad Nacional Anual de España, se han revisado las series desde el primer trimestre de 2015. Uno de los datos revisados ha sido el del primer trimestre de este año. Inicialmente se calculó un crecimiento trimestral del 0,7% para el periodo enero-marzo. Una vez revisados los datos, esta tasa se ha rebajado al 0,6%. De este modo, con la serie revisada en la mano, el PIB mostró tanto en el primer trimestre del año como en el segundo un crecimiento similar, del 0,6%.

Con el repunte interanual del 2,5% registrado en el segundo trimestre del ejercicio, la economía española acumula 18 trimestres consecutivos de tasas interanuales positivas, mientras que con el avance trimestral del 0,6% se acumulan 19 trimestres consecutivos de alzas.

La demanda nacional aportó 3,3 puntos al crecimiento del PIB interanual en el segundo trimestre, dos décimas más que en el trimestre anterior, en tanto que la demanda externa restó ocho décimas al crecimiento, cinco décimas inferior a la del trimestre anterior.

Por su parte, el consumo se moderó siete décimas, hasta el 2,2 %, por la menor demanda tanto de los hogares (ocho décimas menos) como de las instituciones sin ánimo de lucro (1,6 puntos menos) y las administraciones públicas (cinco décimas menos).

El peor comportamiento del sector exterior fue consecuencia de un menor crecimiento de las exportaciones (1,1 puntos menos hasta el 2,3%), derivado de la menor demanda tanto de bienes como de servicios y, dentro de estás, del gasto de los no residentes. Las importaciones, por su parte, aceleraron cinco décimas su crecimiento hasta el 5,2%, por la mayor demanda de bienes, mientras que se moderó la de servicios, así como el gasto de españoles en el resto del mundo.

Por el lado de la oferta, sólo el sector primario registró un comportamiento mejor que en el trimestre precedente, mientras que empeoró el de servicios, construcción e industria. La evolución del empleo sólo fue mejor en el sector de la construcción respecto al trimestre precedente, mientras que se mantuvo en los servicios y empeoró en la agricultura y la industria.

La tasa anual de las horas efectivamente trabajadas subió el 3%, siete décimas más, y el crecimiento de la productividad aparente por hora trabajada se moderó nueve décimas hasta caer el 0,4%.

La remuneración de los asalariados mejoró tres décimas hasta crecer el 3,9 % anual, fundamentalmente como consecuencia del aumento del número de empleados (3,2%) y el alza de la remuneración media (0,7%).

La variación anual del coste laboral unitario creció el 0,6%, dos décimas por debajo del deflactor implícito del PIB (0,8%).

Ahora en Portada 

Comentarios