Solo ciertos colectivos pueden alargar su carrera

La edad obligatoria de jubilación de los funcionarios: estas son las excepciones

Los funcionarios forman parte del Régimen de Clases Pasivas y, por tanto, tienen condiciones propias en lo referente a la jubilación. 

FUNCIONARIO, OFICINA, TRABAJADOR,
FUNCIONARIO, OFICINA, TRABAJADOR,
EUROPA PRESS - Archivo

La jubilación de los funcionarios es diferente de la de los trabajadores de empresas privadas. Los empleados públicos forman parte del Régimen de Clases Pasivas de la Seguridad Social, que tiene sus propias características. Así, tanto la edad de jubilación de los funcionarios como el cálculo de la pensión difiere del Régimen General.

La reforma de pensiones planteada por el ministro Escrivá penaliza la jubilación anticipada y pretende alargar el tiempo en el mercado laboral, pero a día de hoy los funcionarios no pueden seguir trabajando hasta la edad que quieran.

Y es que están obligados a jubilare a los 65 años de edad a pesar de que tengan la voluntad de seguir trabajando más años en el sector público. Eso sí, existen excepciones a esa regla. Determinados tipos de funcionarios pueden alargar su periodo laboral hasta los 70 años. Son los siguientes:

  • Funcionarios de los Cuerpos Docentes Universitarios: pueden seguir trabajando hasta los 70 años finalizando su carrera laboral al final del curso académico en el que cumplieron esa edad.
  • Magistrados, Jueces, Fiscales y Letrados de la Administración de Justicia: jubilación forzosa a los 70 años.
  • Registradores de la Propiedad ingresados antes del 1 de enero de 2015: jubilación forzosa a los 70 años.

Jubilación de los funcionarios civiles de la Administración General del Estado

Estos funcionarios, junto con los pertenecientes a las entidades de derecho público vinculadas a la Administración General del Estado, también tienen la opción de alargar su carrera laboral hasta los 70 años. Para poder hacerlo deben llevar a cabo el siguiente procedimiento.

En primer lugar, deberán presentar su solicitud al órgano de jubilación con al menos dos meses de margen antes del cumplimiento de la edad de la jubilación forzosa. La resolución será comunicada al solicitante en el plazo de un mes.

Si este no recibiese respuesta antes de 15 días del fin de su etapa laboral, la solicitud se entenderá como aceptada. La Seguridad Social define esto como "silencio administrativo en positivo".

Mostrar comentarios