En Lotto Max

Gana un premio de 45 millones de euros y no para de llorar: este es el motivo

Este afortunado ha tardado seis meses en darse cuenta de que disponía de cuatro billetes de lotería premiados, uno de ellos le ha convertido en el ganador de 45 millones de euros.

Colin Weir, ganador del Euromillones, gastó 40 millones en 8 años.
Gana un premio de 45 millones de euros y no para de llorar: este es su motivo
Canva.

El pasado 2 de octubre, Adrian Olmstead se encontraba en un supermercado, decidió abandonar el carro de la compra y dirigirse su furgoneta donde comenzó a llorar. Esa fue la reacción de este hombre canadiense de 44 años de edad al descubrir que era el ganador de 70 millones de dólares en un sorteo de la Lotto Max, un juego de azar similar a la Lotería Primitiva en España.

Olmstead ganó el premio mayor del sorteo del pasado 14 de abril, pero no se dio cuenta hasta hace unos días. Reconoce que no es un jugador habitual de lotería, pero cuando juega suele actuar de la misma forma: guarda los boletos durante semanas hasta que recuerda que tiene que comprobarlos para ver si ha conseguido algún premio.

Para no perder la costumbre, siguió el mismo ritual el día que se dio cuenta que había ganado 45 millones de euros. Al entrar en la tienda de supermercados donde había una máquina para comprobar los tickets de la lotería, recordó que tenía cuatro boletos en el bolsillo sin revisar. En los tres primeros ya consiguió un premio menor: acertó el reintegro lo que le permitía jugar a otros tres boletos de forma gratuita.

Pero faltaba por escanear el último boleto, el cuarto con el que se alzaría con un gran premio. "Gran Ganador", se reflejaba en la pantalla. En un primer momento, Adrian pensaba que ganó 70.000 dólares, pero al revisarlo se dio cuenta de que la cifra era inmensamente mayor 70 millones de dólares canadienses, unos 45 millones de euros, lo que le cambiaría la vida por completo.

Este hombre, padre de dos hijos, abandonó el supermercado y corrió hasta su furgoneta donde comenzó a llorar sin consuelo. Según relata, allí pasó varios minutos sin poder contener las lágrimas hasta que fue capaz de marcar el número de teléfono de su madre. "No te preocupes mamá, son lágrimas de alegría", tuvo que decirle ante la preocupación que mostró su madre al escucharle. 

¿En qué gastará el premio?

Antes de presentarse para reclamar el boleto, Adrián quiso asegurarse de tener el mejor consejo sobre cómo manejar las ganancias y cómo afectaría la vida de su familia. Así, tardó varios meses en reclamar esa impresionante cifra de dinero. Ahora reconoce que "mi prioridad es que vivamos una buena vida, pero quiero que mis hijos entiendan el valor del dinero, comprendan el significado del trabajo duro y pueda enseñarles a mantenerse por sí mismos cuando sean adultos".

Aunque sí tiene en la cabeza varios caprichos. Con este dinero, se comprará una casa de gran extensión para que sus hijos tengan espacio para jugar. El ganador, además, quiere comprarse una caravana y un barco de pesca.  Pero lo más importante para Adrián es cuidar de su familia y asegura que "ahora puedo hacerlo de una manera que nunca antes había soñado. "Este dinero puede incluso asegurar una buena fortuna para mis futuros nietos", añade.

Mostrar comentarios