Trabajos a través de Internet

¿Cuánto dinero puedo ganar online sin tener obligación de declararlo?

El dinero obtenido a través de Internet también está vigilado por la Agencia Tributaria y sujeto a impuestos que dependerán de la naturaleza, física o jurídica, de la persona responsable.

Cómo pedir la vida laboral en Internet y tenerla en solo cinco minutos
¿Cuánto dinero puedo ganar 'online' sin declararlo ni que lo rastree Hacienda?
 

La irrupción de Internet en la sociedad supuso un cambio importante, especialmente en la forma de acceder a la información y en los últimos años las nuevas plataformas han dado lugar a nuevos trabajos que permiten obtener dinero a través de la pantalla del ordenador. Vender ropa de segunda mano a través de una plataforma, publicar vídeos, escribir en un blog.... cada vez son más las actividades 'online' retribuidas y, aunque muchas personas se dedican a ello de forma profesional, otras muchas también lo compaginan con otros trabajos, de forma que pueden obtener ingresos 'extra'. 

En cualquier caso, es importante saber que estos ingresos no son invisibles y también los vigila Hacienda, es decir, se debe tributar por ellos. Por ello es necesario conocer qué impuestos hay que pagar y cuáles son los límites para evitar que Hacienda rastree nuestros ingresos y pueda multarnos. Los impuestos que el trabajador tendrá que pagar dependerá de su naturaleza jurídica, según sea persona física o jurídica. 

En el caso de que una persona física genere ingresos a través de una actividad online, los beneficios que pueda obtener los deberá declarar en su Renta. Estos ingresos computan como rendimientos de actividades económicas , que la normativa define como aquellos "obtenidos por por quienes realicen de forma habitual, personal y directa la ordenación por cuenta propia de los medios de producción y los recursos humanos afectos a las actividades". 

En ese sentido, también se establece un límite para estar obligado a declarar estas rentas que es de 1.000 euros anuales. Si los beneficios obtenidos por las actividades 'online' superan ese importe, el responsable tiene obligación de presentar la declaración de la Renta. No obstante, hay que destacar que esta obligación se establece si genera exclusivamente rendimientos por actividades económicas, si el contribuyente también ha generado otros rendimientos, como por ejemplo del trabajo, y superan los límites establecidos tendrá obligación de presentar la declaración.

La nomenclatura cambia si la actividad que se realiza a través de Internet es la venta de bienes de segunda mano. Si la persona obtiene un beneficio, el precio al que vende el objeto es mayor al que él lo obtuvo, se determina que existe una ganancia patrimonial, que se integrará en la base imponible del ahorro. 

Hacienda tiene 4 años para revisar tus declaraciones

La declaración de la renta se debe realizar correctamente para evitar multas. La Agencia Tributaria dispone de hasta 4 años para revisar esa documentación y en caso de detectar infracciones podrá imponer una multa cuyo importe variará según la gravedad de la infracción. La actividad electrónica no se diferencia de la física a efectos fiscales y, por tanto, el responsable podría asumir una sanción fija de hasta 3.000 euros o proporcional de hasta el 100% del importe.

¿Es obligatorio darse de alta como autónomo?

Además, hay que tener en cuenta que, pese a mantenerse como persona física, al realizar cualquier actividad económica la persona deberá darse de alta como trabajador por cuenta propia, lo implica la obligación de presentar la declaración trimestral de ingresos, a través del modelo 130, salvo ciertas excepciones. De manera general, la Seguridad Social establece como obligatorio el alta como autónomo cuando se realiza una actividad, sin sujeción a contrato de trabajo, de manera "habitual". No obstante, quienes cuenten con ingresos bajos también podrían ahorrarse el pago de las cuotas. La normativa no determinan un límite sobre ingresos bajos, pero las diferentes sentencias a este respecto utilizan el SMI vigente como referencia.

Por el contrario, si las actividades de Internet se declaran a nombre de una persona jurídica, por ejemplo una empresa, los beneficios que se obtengan deberán tributar por el Impuesto de Sociedades. La obligación de presentar la declaración del IS no se aplica a las empresas que no superen los 100.000 euros anuales en ingresos, que todas las rentas no exentas estén sometidas a retención y que los ingresos correspondientes a rentas no exentas no superen los 2.000 euros.

Mostrar comentarios