Sábado, 21.09.2019 - 12:04 h
Estallido del Pacto de Toledo

Garamendi pide esperar al Gobierno que salga del 28-A para retocar las pensiones

El presidente de la patronal rechaza cambios por la vía del decreto y advierte de que revertir la reforma laboral provocará la contracción del empleo.

Garamendi
Garamendi pide esperar al Gobierno que salga del 28-A para retocar las pensiones / EFE

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha entrado de lleno en el debate sobre el futuro de las pensiones y ha pedido esperar al Gobierno que salga de las urnas (y de los pactos) para abordar la reforma del sistema. El estallido del Pacto de Toledo a apenas dos semanas de que se produzca la disolución de las Cortes ha dejado en el limbo los avances de la comisión parlamentaria y, ante las campanas de cambios 'in extremis' que empiezan a repicar con fuerza, el representante de los empresarios es partidario de paralizarlo todo durante la campaña electoral.

La patronal se ha puesto en guardia desde que el presidente del Gobierno anunció su decisión de adelantar las elecciones generales. Los empresarios rechazan la intención que han manifestado tanto Pedro Sánchez como Magdalena Valerio, ministra de Trabajo, de modificar por la vía del real decreto algunos aspectos fundamentales de la reforma laboral y de la de pensiones en el tiempo de descuento de su legislatura. 

Pero no solo eso, Garamendi ha abierto hoy su campo de 'lobby' al ámbito de las pensiones para expresar su deseo de aguardar al nuevo Gobierno para abordar la necesaria reforma del sistema. A su juicio, se trata de un tema "necesario, pero no extraordinario ni de urgente necesidad", como exige un real decreto.

Por ello, en una entrevista en RNE, el presidente de la CEOE ha recalcado que "no compartimos los reales decretos, y menos en momentos electorales". "Es mucho más lógico que España decida el nuevo Parlamento y, a partir de ahí, que se haga la ley", ha aconsejado.

"No es el momento de un real decreto, no están para eso y me da igual quién lo haga, si el PP o el PSOE", ha zanjado, por considerar que existe "un abuso real" de esta herramienta legislativa en nuestro país. Tampoco es una buena vía para los empresarios en materia laboral, como ya han dejado claro en más de una ocasión.

El temor de Garamendi, según ha revelado en los micrófonos de la radio, es que el Gobierno apruebe una especie de real decreto "ómnibus" que mezcle materias de distintos ámbitos. Lo ideal, a su parecer, sería esperar a la nueva conformación de las Cortes tras el 28 de abril, se tarde lo que se tarde en formar Gobierno ante la compleja aritmética parlamentaria que dibujan las encuestas, para abordar las reformas necesarias con la aportación de todos los grupos políticos y de los agentes implicados, entre ellos los empresarios, porque "no se puede gobernar en solitario".

En este sentido, respecto a los aspectos de la reforma laboral del PP que plantea revertir el Ejecutivo socialista, Garamendi ha reconocido que existe acuerdo en algunas de las medidas planteadas, pero siguen rechazando el registro horario obligatorio en todas las empresas y sectores, la ultraactividad sin límites o el planteamiento del Gobierno en  materia de subcontratas, que ya se aborda en el diálogo social.

Con todo, el presidente de la CEOE ha advertido de que los cambios en la reforma afectarán a la creación de empleo. "Habrá una contracción del mundo laboral, que nadie lo dude", ha sentenciado. Más en un momento, no hay que olvidar, en que la economía española se frena ante las turbulencias internacionales provocadas por el 'Brexit' o la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Ante este escenario, ha dicho, hay que tener cuidado con la implantación de medidas que pueden afectar a la competitividad, y principalmente al empleo.

Ahora en Portada 

Comentarios