Ha presentado dos contenciosos administrativos

Gas Natural recurre en el Supremo la congelación de los peajes eléctricos

A finales de 2017, el Ministerio de Energía publicó las órdenes en las que se adopta la congelación de los peajes de electricidad y de gas.

Gas Natural Fenosa

Gas Natural Fenosa ha presentado ante el Tribunal Supremo sendos recursos contencioso-administrativos contra las órdenes de peajes de electricidad y gas para 2018.

En concreto, el grupo, a través de Nedgia, la sociedad holding de la compañía para su negocio de distribución de gas en España, recurrió ante el Supremo la orden que establece los peajes y cánones asociados al acceso de tercero a las instalaciones gasistas y la retribución de las actividades para 2018, según consta en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

En lo que respecta a este recurso, que fue admitido a trámite el pasado 28 de febrero, la energética recurre la rebaja en el precio del alquiler de los contadores de gas natural que pagan los consumidores en las facturas que se incluye en la normativa, informaron a Europa Press en fuentes de la compañía.

El pasado mes de febrero, con motivo de la presentación de sus resultados de 2017, Gas Natural Fenosa estimó un impacto de unos 40 millones de euros por esta reducción en el precio del alquiler de los contadores.

Según los cálculos del Ministerio de Energía, se estima que esta rebaja supondrá un ahorro medio de ocho euros al año y por cliente, para unos 7,8 millones de consumidores domésticos.

Asimismo, la energética, a través de Gas Natural SDG, interpuso un recurso, que fue admitido a trámite el pasado 1 de marzo, ante la sala tercera, sección tercera, del Supremo contra la orden que establece los peajes de acceso de energía eléctrica para 2018.

En este caso, el recurso de la compañía se debe a que no se ha incluido el coste de la devolución por el bono social correspondiente al periodo de septiembre a diciembre de 2016.

A finales del año pasado, el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital publicó las órdenes ministeriales en las que se adopta la congelación de los peajes de electricidad y de gas para el ejercicio 2018.

Estos peajes recogen los ingresos necesarios para cubrir los costes regulados previstos tanto en el sistema gasista como en el eléctrico. Aparte de estos peajes, los consumidores abonan en su recibo los impuestos y el coste de la energía.

En los últimos cinco años, estos peajes, la parte regulada de la factura y que depende del Gobierno, se ha mantenido constante para la electricidad. En el caso del gas, es el cuarto año consecutivo.

Ahora en portada

Comentarios