Nuevos contratos 

El Gobierno autoriza la explotación en la AP-7 y AP-2 por 627 millones de euros

En Cataluña, el contrato alcanza los 541 millones de euros y comprende la AP-2 hasta El Vendrell y la AP-7 desde Tarragona a La Jonquera. 

Indicación de la AP-7 en dirección Perpignan, Girona y Barcelona y de la N-II en dirección Figueres, Girona y Barcelona DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS (Foto de ARCHIVO) 12/11/2019
El Gobierno autoriza la explotación en la AP-7 y AP-2 por 627 millones de euros. 
DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS

El Consejo de Ministros ha autorizado al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana a licitar los primeros seis contratos de conservación de carreteras por 627 millones de euros, relativos en este caso a la AP-2 y la AP-7, autopistas que finalizarán sus contratos concesionales el próximo 31 de agosto.

En Cataluña, el contrato alcanza los 541 millones de euros y comprende la AP-2 hasta El Vendrell y la AP-7 desde Tarragona a La Jonquera, sumando ambos tramos 375 kilómetros en la región, según ha informado el Gobierno este martes en un comunicado que recoge Europa Press. 

Por su parte, en Aragón, la AP-2 cuenta con 102 kilómetros desde Alfajarín (Zaragoza) hasta el límite provincial Huesca/Lérida y cuyo importe de licitación para su conservación será de 86,5 millones de euros. Tras su reversión al Estado, el Gobierno pasará a gestionarlas directamente a través de su programa de conservación y explotación de carreteras, a cuyo efecto se contratan los servicios necesarios en los seis sectores que se integran: cinco en Cataluña y uno en Aragón.

Para este sector, el Ministerio ha establecido un nuevo modelo de conservación que persigue ofrecer un servicio integral de movilidad al usuario, mejorar el estado de la carretera y red y optimizar los recursos públicos.

Se incluyen la ayuda a la vialidad y conservación ordinaria con actuaciones como mejorar las condiciones de seguridad; la vigilancia y atención de accidentes e incidentes; la vialidad invernal; el servicio de control de túneles y comunicaciones; el mantenimiento de instalaciones y el establecimiento de inventarios y el reconocimiento del estado de la vía.

Asimismo, el mantenimiento de los elementos de la carretera con los niveles de calidad más próximos posibles a los deseables en función de las prioridades y los recursos disponibles. También, los proyectos específicos de pequeñas obras necesarias para mejorar la funcionalidad de la vía y la explotación de las áreas de servicio existentes.

Mostrar comentarios