Batalla por la comunicación de las Cuentas

El Gobierno 'bailó' a Ciudadanos cifras de los PGE para que no se apuntará el tanto

Hacienda jugó al despiste con el equipo económico naranja con datos sobre pensiones e IRPF que fueron "actualizados" en el Consejo de Ministros.

Escolano, Méndez de Vigo y Montoro en Moncloa este martes.
Escolano, Méndez de Vigo y Montoro en Moncloa este martes. EFE

El Gobierno jugó al despiste con Ciudadanos a la hora de anunciar algunas de las medidas más importantes que se incluyen en los Presupuestos Generales del Estado de este 2018. Los negociadores del Ejecutivo facilitaron al equipo económico naranja una serie de datos que, apenas 24 horas más tarde, fueron corregidos por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Detrás de esta maniobra se esconde una batalla por anotarse el tanto de los llamados Presupuestos de la recuperación: Cs considera que las Cuentas han sido presentadas gracias a sus exigencias y Moncloa replica que el mérito es de Rajoy.

El viernes comenzó una negociación presupuestaria a contrarreloj entre el Gobierno y Cs. Una vez apartada la senadora Pilar Barreiro, Hacienda convocó al equipo naranja en el Ministerio a las 11:30 de la mañana. Fue una especie de ultimátum: "O lo tomas o lo dejas", aseguran fuentes que participaron en los contactos. Había terreno andado por el pacto cerrado en junio por el techo de gasto y el preacuerdo presupuestario de septiembre que paralizó la crisis de Cataluña. Los representantes de Cs (Luis Garicano, Toni Roldán y Francisco de la Torre) se limitaron durante el fin de semana a comprobar que en los Presupuestos se incluían sus peticiones y dar el ok. "Estaba la lista de la compra de manera más o menos razonable", aseguran. 

Con el acuerdo cerrado, Albert Rivera convocó a los periodistas en el Congreso para dar la buena nueva a los españoles. Habemus acuerdo presupuestario -dijo- y relató algunas de las medidas acordadas. Lo que no se esperaban en Cs es que esos datos que les había dado el Gobierno no eran los definitivos. Estaban trufados y no eran del todo precisos. Fue, en definitiva, una 'jugarreta' para que no fuera Rivera quien se pusiera la medalla de estas Cuentas, aseguran desde el Gobierno, que es quien tiene la exclusiva potestad de presentar el Proyecto de Ley de Presupuestos. 

De este modo, lo que anunció el líder naranja en el Congreso fue corregido más tarde por el Gobierno, que sí dio las cifras definitivas, en lo que supuso un nuevo episodio de la batalla entre ambos actores por querer anotarse el tanto de unas Cuentas que contemplan la subida de pensiones, la rebaja del IRPF a rentas bajas y medias, la mejora del sueldo de los funcionarios, la equiparación de las nóminas de policías y guardias civiles con los cuerpos autonómicos y otras medidas.

Los datos "desactualizados" de Rivera 

Pero, ¿qué datos dio Rivera el lunes que luego fueron corregidos por el Gobierno? En primer lugar, el líder de Cs habló de una subida en las pensiones mínimas del 2% y Montoro anunció tras el Consejo de Ministros que sería del 3%. Rivera también se refirió a una rebaja del IRPF para las rentas inferiores a 17.000 euros, cuando en realidad la bajada será para quienes cobren menos de 18.000. Asimismo, el líder del partido naranja anunció que las medidas afectarían a 7,2 millones de pensionistas, cuando en realidad habrá 6,73 millones de beneficiarios. A todo ello hay que sumar el dato actualizado de la previsión de crecimiento (2,7% del PIB). Fueron datos, en definitiva, "desactualizados". El Ejecutivo de Rajoy se reservó para comunicar los buenos en Moncloa y colgarse así el mérito de las medidas.

Fuentes cercanas a la cúpula de Cs se quejan de que las cifras que les suministró el Gobierno sobre los Presupuestos eran, en efecto, confusas y añaden que durante las negociaciones del fin de semana dejaron claro que no querían que el partido naranja adelantara nada. Buscaban, en resumen, que fuera Montoro quien pusiera voz a los anuncios después del Consejo de Ministros extraordinario. Por eso el titular de Hacienda destacó este martes que el responsable de estas Cuentas se llama Mariano Rajoy y, más tarde, el diputado del PP, José Antonio Bermúdez de Castro, aseguró que no sería entendible que Cs se atribuyera la totalidad de "los éxitos" de los Presupuestos "sin haber jugado el partido".

Durante la negociación presupuestaria del sábado y domingo pasado, los representantes del Gobierno, con Montoro a la cabeza, destacaron que una de sus prioridades era la subida del sueldo a los funcionarios. Por su parte, desde el equipo naranja se insistió en la necesidad de que la recaudación que se estaba consiguiendo por el crecimiento de la economía fuera destinada a actualizar las pensiones. Sin embargo, no hubo ningún acuerdo sobre quién debería anunciar cada partida del pacto.

El Gobierno quedó, además, con Cs en remitirles una serie de textos y datos sobre los acuerdos alcanzados. Sin embargo, según fuentes naranjas, Hacienda no les ha enviado todavía ningún documento. Critican la falta de "lealtad" del Ejecutivo por facilitarles datos que no estaban cerrados y sospechan que Moncloa lo tenía todo preparado, ya que elevar las pensiones mínimas del 2 al 3% no se improvisa en 24 horas. No obstante, advierten a Rajoy y Montoro que les estarán esperando en la fase de enmiendas parciales, donde Cs mirará con lupa todas las partidas para garantizar que se cumplen lo pactado.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios