Gobierno dice que los PGE preservan lo importante y la oposición lo niega

  • El Gobierno y el PP han defendido hoy las cuentas generales para 2012 porque hacen a España más fiable y, pese a su austeridad, preservan lo más importante, mientras que desde la oposición se critican por la amnistía fiscal que las acompaña y aseguran que cargan los recortes contra los más débiles.

Madrid, 31 mar.- El Gobierno y el PP han defendido hoy las cuentas generales para 2012 porque hacen a España más fiable y, pese a su austeridad, preservan lo más importante, mientras que desde la oposición se critican por la amnistía fiscal que las acompaña y aseguran que cargan los recortes contra los más débiles.

El Congreso de los Diputados recibirá el martes el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE), los más restrictivos que se conocen, con un recorte del gasto de 27.300 millones de euros y una reducción del 17 % en el gasto de los ministerios.

El texto contempla también una amnistía fiscal parcial a cambio de un gravamen del 10 % para las personas físicas y del 8 % para las jurídicas (con el que se prevé recaudar 2.500 millones), así como una reducción en las bonificaciones del Impuesto de Sociedades (con el que está previsto que la recaudación aumente en 5.300 millones).

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha destacado que pese a su austeridad, los presupuestos preservan "lo importante": las pensiones, el sueldo de los funcionarios y la protección del desempleo.

En su intervención en la interparlamentaria del PPdeG, celebrada en Santiago de Compostela, Pastor ha subrayado que el Gobierno no ha tocado el IVA, "el impuesto que sufren más quienes menos tienen", y se protegen servicios públicos como la sanidad o la educación.

La ministra ha recordado que la situación es de "extrema gravedad" y ha agregado que en esos momentos, cuando las cosas no están bien, "hay que decirle a la gente la verdad y ponerse a trabajar".

Durante la explicación de los presupuestos a parlamentarios populares, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha calificado las cuentas para 2012 de "acto valiente" que sienta las bases de la recuperación y que hace que España, que ya es un país fiable, lo sea aún más al final del año.

La líder popular ha defendido que la amnistía pretende "inyectar toda la liquidez posible" en la economía al atraer "los capitales que no se han declarado y que no estaban en España, para que pasen a formar parte del dinero declarado en España y tributen por ello.

En un acto en Zaragoza, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha calificado los presupuestos de "inaceptables" porque van a generar "menos crecimiento, más paro y más desigualdad".

En un argumentario distribuido entre sus dirigentes, el PSOE carga contra el Gobierno por su "generosidad" con los defraudadores, en referencia a la amnistía fiscal, y por reservar los recortes para los más débiles.

En el documento, se exige al Ejecutivo que "rectifique" el proyecto de presupuestos, en el que, a su juicio, se destapan una cuentas que había estado "ocultando a los españoles" por intereses electorales.

Para el coordinador federal de IU, Cayo Lara, son los presupuestos del "sufrimiento" y del paro para la inmensa mayoría de los ciudadanos, mientras que para una minoría, a la que ha calificado de "defraudadores de cuello blanco", son un "regalo fiscal".

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha expresado su rechazo al proyecto y ha afirmado que "no entendería" que algún partido catalán lo apoyara, mientras que desde Amaiur han criticado la amnistía fiscal con la que el PP "sigue protegiendo a los capitales especulativos".

Mostrar comentarios