Domingo, 21.07.2019 - 02:51 h
Más flexibilidad para competir con las VTC

El Gobierno de Madrid ultima la norma que permitirá compartir trayectos de taxi

Hace un mes el Ejecutivo regional impuso una multa de 1.000 euros al Ayuntamiento de Rivas y a una federación del taxi por hacerlo sin cobertura legal

Taxi (parada taxi compartido) / Ayuntamiento de Rivas
La Comunidad de Madrid regulará la posibilidad de que los usuarios puedan compartir trayecto de taxi / Ayuntamiento de Rivas

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha dejado bien claro al sector del taxi y a la opinión pública que no piensa mover un dedo para limitar la actividad que desarrollan actualmente las grandes plataformas de VTC (Uber, Cabify...) en el territorio regional, pero sí está dispuesta a flexibilizar la normativa que regula la actividad del taxi para proporcionar al sector nuevas herramientas que le permitan competir. Y lo va a hacer con carácter de urgencia. El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha asegurado este sábado que el Ejecutivo regional aprobará "en breve" el nuevo Reglamento del Taxi, que queda ya únicamente de un último informe preceptivo de la Comisión Jurídica Asesora - órgano consultivo regional-, informa Europa Press.

La Comunidad de Madrid espera el dictamen de este órgano - que ha solicitado esta misma semana - sobre las dos principales novedades que incluye el nuevo Reglamento y que pretenden constituir el paquete de apoyo del Gobierno regional al sector del taxi en su pelea por competir con las VTC en pie de igualdad: la fijación de un precio fijo para trayectos precontratados y la regulación de la opción de 'taxi compartido', en virtud de la cual los usuarios pueden compartir un trayecto determinado y también la factura resultante en una suerte de 'pago por plaza'.

Lo ocurrido en los meses siguientes en cualquier caso superó ese pacto y lo hizo caducar. Ya no era suficiente para los taxistas, que exigen una regulación más estricta de las VTC.

El 'taxi compartido' en una vieja aspiración del gremio, que hace ahora alrededor de un año alcanzó un acuerdo entre todas las plataformas representativas de los taxistas para presentar esta reivindicación al Gobierno Regional como estrategia preventiva contra el auge de las VTC. El Gobierno madrileño, entonces presidido por Cristina Cifuentes, aceptó el planteamiento y se comprometió a regularlo...al mismo tiempo que expedientaba al Ayuntamiento de Madrid y a la federación sectorial más representativa de la capital, la Federación Profesional del Taxi de Madrid, por haber puesto en marcha en Rivas Vaciamadrid una experiencia piloto de taxi compartido sin la necesaria cobertura legal.

"El reglamento estará en breve. Está ahora en la Comisión Jurídica Asesora, falta un informe preceptivo y después lo aprobaremos en Consejo de Gobierno y ahí tendrán medidas para el taxi", ha señalado el presidente regional, Ángel Garrido, en una entrevista con Europa Press.

Garrido dice lamentar que no se pudiera llegar a una solución "que hubiera sido buena para los taxistas". "Y no pudo ser porque los planteamientos de sus representantes, no de los taxistas, porque hay que diferenciar entre quién nos representa y lo que somos, no se planteó nada que fuera a favor del taxi, sino en contra de otro sector, las VTC", ha dicho, justificando su controvertida posición en el conflicto.

"No vamos a legislar contra las VTCs pero sí podemos legislar a favor del taxi, que es lo que vamos a hacer ", ha dicho, para destacar que el "error fue un planteamiento" de ponerse "contra alguien".

El presidente regional, que no repetirá en el cargo porque el PP ha decidido presentar a las elecciones a otra candidata, Isabel Díaz Ayuso, cuestiona también la posición del Ayuntamiento de Madrid en el conflicto.  "¿Por qué el Ayuntamiento de Madrid no ha mejorado la ordenanza?, ¿Por qué no les ha dado mayor facilidad para competir frente a las VTC? Es algo que se podía haber hecho y en cuatro años lamentablemente no se ha hecho nada", ha concluido.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios