Gobierno ruso descarta convulsiones en mercados por despido ministro Finanzas

  • El Gobierno ruso descartó hoy posibles convulsiones en los mercados debido a la destitución del ministro de Finanzas, Alexéi Kudrin, por desavenencias con la política presupuestaria del Kremlin.

Moscú, 29 sep.- El Gobierno ruso descartó hoy posibles convulsiones en los mercados debido a la destitución del ministro de Finanzas, Alexéi Kudrin, por desavenencias con la política presupuestaria del Kremlin.

"Es una contrariedad que Kudrin ya no esté con nosotros, pero no habrá ninguna clase de disgusto para los mercados", aseguró Ígor Shuválov, viceprimer ministro encargado de las Finanzas en el Ejecutivo, citado por las agencias rusas.

Shuválov, una de las figuras emergentes de la política rusa, subrayó que el primer ministro, "Vladímir Putin ya ha tomado las principales decisiones relacionadas con el presupuesto".

"No esperen sorpresas. El trabajo debe proseguir de manera estable, los mercados tienen garantizada la liquidez y no habrá ninguna sorpresa desagradable", dijo.

El ex viceprimer ministro ruso Anatoli Chubais, padre de las privatizaciones tras la caída de la URSS, advirtió ayer de que Rusia corre grandes riesgos con la salida de Kudrin, que fue titular de Finanzas desde mayo de 2000 hasta el pasado lunes.

"Este suceso, sean cuales sean sus motivos, crea graves riesgos para el país. Esto es especialmente peligroso en el marco de la acechante segunda ola de la crisis económica global", afirmó.

Chubais advierte de que "en el peor de los casos, lo que nunca puede descartarse ni en política ni en economía, las consecuencias de esta destitución pueden ser dramáticas".

"Profesionales de ese nivel, capaces de trabajar en el actual sistema político, no hay muchos en el país", subrayó.

Otros economistas han advertido de que la salida de Kudrin, que ha sido alabado por mantener la estabilidad financiera rusa, puede desembocar en un brusco incremento de la fuga de capitales y una reducción de la inversión extranjera.

Kudrin fue destituido el lunes después de que el presidente ruso, Dmitri Medvédev, le recriminara que dijera en EEUU que no está dispuesto a formar parte del Gobierno que éste forme a partir de mayo de 2012 tras dejar el Kremlin a Putin.

El destituido ministro explicó que ya en febrero presentó su dimisión por sus desavenencias con el Kremlin en materia de política presupuestaria y el fuerte aumento de los gastos en defensa para la próxima década.

Mostrar comentarios