Lunes, 16.09.2019 - 16:45 h
Ciberseguridad

Por qué no debes dejar que Google autocomplete el número de tu tarjeta 

Según los expertos en ciberseguridad, ni siquiera la solicitud del código CVV es "infalible" para comprar online de forma segura. 

Google Chrome desactivará de forma predeterminada el sonido de los vídeos con 'autoplay'
Por qué no debes dejar que Google autocomplete el número de tu tarjeta / Portaltic/EP

Hoy en día pasamos una gran cantidad de tiempo en Internet. Medios online, redes sociales y tiendas. No es nuevo que el gigante tecnológico Google sepa prácticamente todo de nosotros. Desde nuestro trabajo, amigos... hasta información más sensible como las cuentas bancarias. 

Esto supone también que todas nuestras contraseñas estén guardadas en el navegador. Lo que en la práctica significa que ahora con tan solo dos clics podamos realizar compras online. Esto gracias a que Google Chrome rellena automáticamente el número de nuestra tarjeta. Algo tan cómodo como peligroso. 

Según explica a Money, Robert Siciliano -un experto en ciberseguridad- a pesar del cifrado backend , "todavía supone un peligro" en el caso de que alguien acceda a nuestro ordenador -ya sea a través de un malware o de forma física-. "Siempre hay que cerrar la sesión del todo", apunta. 

"Vale. Pero cuando compro online, me pide el CVV de la tarjeta de crédito. Es imposible que alguien lo sepa". Este es también uno de los pensamientos más comunes a la hora de comprar online y es, ciertamente, un error. 

El código CVV tampoco es "infalible"

Sí que es cierto que es una "capa de protección adicional", según explica Siciliano. "Pero no es infalible", añade. Primero, porque no todos los comerciantes obligan a ingresar un CVV. Segundo, porque los ciberdelincuentes pueden engañar a la máquina para renunciar a este código

Según explica a Money, Adam Levin -fundador de la compañía de identidad y defensa de datos CyberScout-, lo más efectivo para reducir el riesgo sería seguir la práctica de las 3-M: minimizar la exposición, monitorear de manera efectiva y manejar el daño. 

Para minimizar la exposición, lo idea es reducir el número de contraseñas automáticas y datos que hemos almacenado o guardado en distintos portales o dispositivos. Tanto Levin como Siciliano optan por un administrador de contraseñas, que protege la información y ayuda a guardar contraseñas difíciles de descifrar en varios sitios. Hay varias opciones como LastPass, KeePass o Dashlane. 

Para monitorear, lo idea es configurar una alerta de transacciones. Esto es que cada vez que haya un movimiento en tu tarjeta de crédito o débito, el banco informe mediante un sms. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios