Un ministro español en el BCE

Guindos, ante su 'retiro de oro': ganará tres millones hasta 2026 si llega al BCE

El ministro quintuplicaría su salario actual como vicepresidente del Banco Central Europeo y ganaría unos 340.000 euros al año más complementos

Los sueldos de los que mandan en la economía europea
Los sueldos de los que mandan en la economía.

ACTUALIZACIÓN: El Eurogrupo elige a Luis De Guindos como vicepresidente del BCE por consenso.


A Luis de Guindos le aguarda un 'premio extra' en Frankfurt si, como él mismo espera, el próximo 23 de marzo el Consejo Europeo rubrica de forma definitiva su candidatura como futuro vicepresidente del Banco Central Europeo, en sustitución del portugués Vítor Constancio. El sueldo que espera al actual ministro de Economía del Gobierno de España en el supervisor bancario europeo multiplica casi por cinco la nómina que percibe en la actualidad y le garantiza unos ingresos brutos que rondarían los tres millones de euros - sin contar complementos - durante los ocho años que dura el mandato de los miembros del Consejo del BCE.

La última referencia oficial de que se dispone del salario que perciben los miembros del Consejo del BCE figura en el último informe anual de la institución, correspondiente al ejercicio de 2016. En el mismo se detalla el sueldo base que percibieron los componentes del Comité Ejecutivo del supervisor en dicho ejercicio. Según este informe, el actual vicepresidente del BCE, Vítor Constancio, percibió un salario anual de 334.080 euros en dicho ejercicio tras subir un leve 1% respecto al ejercicio anterior. Mario Draghi, el carismático presidente del BCE, se embolsó 389.760 euros, mientras que el resto de consejeros que forman parte del Comité Ejecutivo ingresaron 277.896 euros.

Dando por sentado que tanto en 2017 como en 2018 el sueldo del Comité Ejecutivo hubiera subido ese 1% anual, Luis de Guindos se encontraría como vicepresidente del BCE con un salario anual superior a los 340.000 euros, frente a los 73.650 euros anuales que constituyen su sueldo actual como ministro del Gobierno de España. Hablamos solo del salario base. Según el documento de Condiciones de Contratación de Personal del BCE, Guindos tendría derecho, como miembro del Comité Ejecutivo del banco, a complementos salariales por residencia, hijos y educación, en función de su situación personal, a un plan de pensiones y a sendos seguros por accidentes y enfermedad, todos ellos deducibles fiscalmente. el BCE no revela la cuantía individual de estos complementos, pero sí estima el coste agregado que supone su pago a todos los miembros del Comité Ejecutivo: más de 800.000 euros. Echen cuentas...

De prosperar su candidatura, Frankfurt podría convertirse en la penúltima estación de la intensa trayectoria política del actual ministro de Economía. Luis de Guindos, de 58 años, no abandonaría su despacho en la planta noble de la sede del BCE hasta los 66 años, en el año 2016, justo a las puertas de que la edad legal de jubilación se fije en los 67 años en España, según la reforma de las pensiones.

En la aristocracia salarial de la gobernanza económica de la UE

El sueldo que percibiría Guindos como vicepresidente del BCE le encaramaría al top salarial de los responsables de la gobernanza económica europea. Para empezar su sueldo duplicaría el que percibe Luis Linde como gobernador del Banco de España: 176.481 euros de sueldo base, más 4.457, 32 euros en complementos personales. Saldrá mejor parado, por ejemplo, que si hubiera sido propuesto para comisario europeo de Asuntos Económicos, un cargo tradicionalmente ocupado por un español (Pedro Solbes, Joaquín Almunia...) y que ahora ostenta el francés Pierre Moscovici, con una nómina anual aproximada de 250.000 euros. Incluso Jean-Claude Juncker, el presidente del Consejo Europeo cobrará menos que él: está en el entorno de los 300.000 euros al año.

Pero para que todo esto ocurra la diplomacia española deberá superar al fin la barrera que detuvo las aspiraciones de José Manuel González Páramo al Consejo del BCE en 2012 y las del propio Guindos a la Presidencia del Eurogrupo hace apenas unos meses, y derrotar la inesperada candidatura alternativa del irlandés Phillip Lane. Las fechas que jalonarán el proceso son las siguientes. El próximo 19 de febrero el Eurogrupo analizará las candidaturas presentadas y promoverá un consenso bajo el requisito ineludible de que el candidato ganador reúne el apoyo de 14 países y del 65% de la población de la eurozona. Al día siguiente, la cumbre de ministros de Economía de la UE, el Ecofin, tomaría una decisión formal sobre el candidato propuesto para el BCE.

En el periodo de un mes desde la decisión del Ecofin, el candidato será sometido a la preceptiva evaluación del BCE y del Parlamento Europeo, ante el que tendrá que comparecer para que los europarlamentarios evalúen su idoneidad. Si todo sale bien, el nombramiento se haría oficial en el Consejo Europeo de los días 22 y 23 de marzo. En ese momento Guindos cesaría como ministro de Economía, según confirmó él mismo este miércoles, y aguardaría su incorporación al Comité Ejecutivo del BCE el 1 de julio de 2018.

Guindos, ante su 'retiro de oro': ganará tres millones hasta 2026 si llega al BCE

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios