Guindos azuza el fantasma de otra gran crisis de deuda en Europa y señala a Italia

El vicepresidente del BCE alerta de las "fuertes reacciones del mercado a los acontecimientos políticos" que crean "nuevas preocupaciones".

El vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos, inaugura la XXIX e
Guindos azuza el fantasma de la crisis por culpa de la deuda insostenible de Italia. / L.I.

Hay un nuevo foco de preocupación seria para la Europa de la moneda común y se llama Italia. Lo es desde hace semanas, pero hoy ha sido el vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, quien ha elevado el tono de una institución como la que representa que no suele levantar demasiada polvareda para compararla incluso a los síntomas que se convirtieron en recesión total hace diez años. La deuda, como ya pasó con Grecia y su impago, es el problema. En concreto, el ex ministro español ha advertido esta mañana de que en Europa han vuelto a surgir preocupaciones por la sostenibilidad de la deuda, en el sector público y privado, e "Italia es el caso más prominente en este momento".

En un congreso sobre banca, Guindos dijo que Italia tiene un elevado nivel de deuda y ha creado tensiones políticas por los planes presupuestarios del Gobierno Italiano. "Las fuertes reacciones del mercado a los acontecimientos políticos han creado nuevas preocupaciones sobre la conexión entre los bancos y la deuda soberana en partes de Europa", según ha señalado De Guindos y recoge Efe.

"Aunque el contagio ha sido limitado hasta ahora, sigue siendo una posibilidad", ha señalado Guindos, subrayando la necesidad de "disciplina fiscal y cumplir las reglas fiscales en Europa". En su último informe sobre la economía de la Unión Europea (UE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) expresaba su preocupación ante el riesgo de contagio "notable" de la crisis italiana a aquellas economías europeas en peores condiciones macroeconómicas y menor margen fiscal.

"Hasta ahora, los efectos indirectos en otros mercados han estado bastante controlados, pero hay una apreciable incertidumbre y el contagio de futuras tensiones podría ser notable, especialmente para las economías con fundamentales macroeconómicos más débiles y limitados colchones fiscales", apuntaba la institución internacional.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios