Miércoles, 23.01.2019 - 05:05 h
Impulsa a la internacionalización

Guindos relanza la diplomacia económica y activa tres nuevas oficinas comerciales

Economía reactiva la instalación de 'embajadas económicas' en el exterior tras una década de parón con aperturas en Etiopía, Nueva Zelanda y Bangladés

Oficina Comercial de España en China
Oficina Comercial de España en China / ICEX

En 2017 fue Myanmar, la antigua Birmania; y este año serán Nueva Zelanda, Etiopía y Bangladés. Tras una década caracterizada por el repliegue, el Ministerio de Economía ha decidido relanzar de nuevo la diplomacia económica española con la apertura de tres nuevas oficinas comerciales en ubicaciones identificadas como de interés prioritario en la recién aprobada Estrategia de Internacionalización de la Economía Española para el periodo 2017-2027.

Según fuentes del área de Comercio Exterior del Gobierno de España, el objetivo de las nuevas aperturas es reforzar la presencia de las empresas españolas en mercados en los que éstas ya han demostrado un interés y en los que la acción diplomática española ha abierto vetas prometedoras. En el caso, por ejemplo, de la futura oficina comercial que se abrirá en Addis Abeba, la capital de Etiopía, que nace con el objetivo de incrementar la participación de las empresas españolas en los programas del Banco Africano de Desarrollo para promover la economía sostenible y la lucha contra la pobreza en el continente.

Las oficinas de Bangladés, donde se localiza una parte importante de la producción del textil español, y Myanmar responden, por su parte, al objetivo estratégico del Gobierno de España - manifestado de forma expresa en el proyecto de Presupuestos de 2017 - de 'rebalancear' la presencia española en Asia desde China hacia el sudeste asiático. La oficina de Wellington reforzará el servicio a las empresas españolas en un área geográfica en la que su presencia es cada vez más importante, singularmente en Australia.

Cambio de estrategia en la política comercial española

El movimiento rompe con una década de repliegue en la política comercial española en el exterior. Tras el inicio de la crisis España echó el cierre a cuatro 'embajadas económicas' en el exterior por uno u otro motivo: Ginebra (Suiza), Islamabad (Pakistán), Monterrey (México) y Damasco (Siria), aunque ésta última solo con carácter provisional por el conflicto bélico que vive el país. En ese periodo, la red comercial exterior de España se contrajo de 97 a 93 oficinas. Las aperturas previstas para el año que viene, unidas a la de Myanmar el año pasado, elevarán la nómina de 'embajadas económicas' en el extranjero a 98, volviendo a los niveles anteriores a la crisis.

La intención inicial del área económica del Gobierno es que el despliegue se efectúe sin un incremento significativo de los recursos humanos destinados a la política comercial española en el exterior. Según las fuentes consultadas, el objetivo es reestructurar la Red Comercial Exterior, a través de la reubicación del personal excedente en determinados destinos hacia las nuevas oficinas comerciales que está previsto poner en marcha.

Las oficinas comerciales españolas en el exterior tienen como principales tareas ofrecer apoyo institucional a las empresas españolas en los países en los que operan, desempeñar funciones de atención y asesoramiento sobre las especificidades de esos mercados y coordinar la actividad promocional de España en el país de todos los actores que participan en este campo.

Apuesta por la innovación tecnológica

El 'brazo armado' de este despliegue será el Instituto de Comercio Exterior (ICEX) que durante este año 2018 desarrollará una actividad muy intensa en el exterior, como ha avanzado este martes el consejero delegado del instituto, Francisco Javier Garzón. Estados Unidos y China serán los países que en 2018 concentrarán el mayor número de actividades promovidas por ICEX España fuera de la Unión Europea, seguidos por México, Japón y Canadá. El ICEX realizará este año un total de 1.589 actividades en todo el mundo, casi las mismas que en 2017, con el doble objetivo de fomentar la diversificación geográfica de las exportaciones y aumentar el valor añadido de las ventas al exterior.

Dentro de esta última línea de incrementar el valor añadido de las ventas en el exterior, el ICEX prevé incrementar el apoyo a la internacionalización de empresas de base tecnológica. En este sentido, uno de los proyectos más emblemáticos del instituto es la apertura en Tel-Aviv (Israel) del segundo Spain Tech Center (STC), la plataforma creada junto a Red.es para facilitar el acceso de la pequeña y mediana empresa tecnológica española a los ecosistemas más innovadores del mundo.

El éxito del STC de San Francisco, que ha prestado apoyo desde 2011 a 700 emprendedores y más de 500 pymes, el 43% de las cuales han conseguido hacer negocio en el entorno, ha animado al ICEX a abrir su segundo vivero de empresas tecnológicas en la ciudad israelí, uno de los principales 'hubs' tecnológicos del mundo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios