Último Consejo de Ministros

Guindos se despide 'a la francesa' y Rajoy agota los tiempos para relevar al ministro

La sustitución debería anunciarse este fin de semana, ya que el futuro vicepresidente del BCE abandonará el Gabinete el lunes.

Luis de Guindos, ministro de Economía.
Luis de Guindos, ministro de Economía. / EFE

Luis de Guindos asistió este viernes a su último Consejo de Ministros. Le van a “echar mucho de menos”. Y así lo ha confesado Íñigo Méndez de Vigo, ministro portavoz del Gobierno, durante la rueda de prensa posterior al sanedrín ejecutivo, y en la que el todavía ministro de Economía no se ha dejado ver.

Sobre su sucesión, punto en boca. Méndez de Vigo se ha cuidado de desvelar cuándo se producirá la dimisión y el relevo del ministro de Economía, Industria y Competitividad, pero con casi todo probabilidad el cambio se producirá este fin de semana Así lo anunció el mismo Luis de Guindos en declaraciones a los periodistas, momentos antes de someterse a la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, el pasado miércoles.

“Los días están contados”, subrayó entonces el próximo vicepresidente del Banco Central Europeo, a falta de que el nombramiento se oficialice los próximos 22 y 23 de marzo por el Consejo Europeo. Hay prisa porque este lunes 26  tendrá lugar su comparecencia formal en la Comisión de Economía del Parlamento Europeo. 

Fuentes del Ejecutivo han revelado que no se ha producido una despedida especial del ministro De Guindos al término de la reunión del Consejo de Ministros, por lo que se mantiene la incógnita sobre cuándo se producirá su cese y su relevo, informa Europa Press.

Méndez de Vigo es el enésimo miembro del Gobierno que evita pronunciarse sobre la quiniela de sucesores que se hace desde distintos frentes. La baraja tiene naipes de los hermanos Álvaro y Alberto Nadal, ministro de Energía y secretario de Estado de Presupuestos y Gastos respectivamente, pero también juegan en la misma partida la secretaria de Estado de Economía y número dos de De Guindos, Irene Garrido, y el mismo ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien acumularía un poder desestabilizar entre sus dos carteras y Fernando Bécker, amigo personal del presidente Mariano Rajoy, y que a pesar de contar con una larga trayectoria en lo corporativo también fue consejero de Economía en la Junta de Castilla y León y presidente del ICO.

El portavoz sí ha querido poner el acento, en cambio, en el carácter nacional de la elección de De Guindos supone un "reconocimiento internacional" de España por parte de "todos los países europeos", lo que contrasta con la "actitud" de algunos partidos nacionales en el proceso de elección en el que "han hecho todo por torpedear la candidatura".

"Este nombramiento marca una tendencia positiva para una España que estuvo sumida en una crisis muy profunda pero puede sentirse legítimamente orgullosa de haber salido y afrontar los retos en futuro", añadió, tras indicar que se refleja que se trata de un país que "se estima, se valora y se cuenta con él".

"Parece mentira que algunos hayan decidido tener a otra persona de otra nacionalidad al frente de un puesto tan importante", ha afeado en referencia a algunos partidos de la oposición que han mostrado su rechazo a que De Guindos sea el nuevo vicepresidente del BCE.
A este respecto, ha marcado la importancia de tener "visión de Estado" y considera que los españoles tienen que tener "puestos de relevancia" en los temas europeos, para que la UE sea para España su "campo de actuación" y participe en las decisiones fundamentales de muchos sectores, especialmente en materia económica.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios