Tras la decisión del TJUE

Hacienda espera a la Comisión Europea para exigir las ayudas a clubes de fútbol

Las autoridades comunitarias serán las que tengan que mover ficha ante el privilegio fiscal del que disfrutaron Real Madrid, Barça, Osasuna y Athletic por no ser sociedades anónimas, anulado por la Justicia.

Real Madrid - Barça
Real Madrid - Barça
EFE

Habrá que esperar para saber qué ocurre con las ayudas fiscales ilegales de las que disfrutaron cuatro clubes de fútbol durante 26 años. La decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) de avalar la resolución de la Comisión Europea que señaló que Real Madrid, F.C. Barcelona, Osasuna y Athletic Club de Bilbao tuvieron un régimen de sociedades ventajoso por no constituirse como sociedades anónimas deportivas ha abierto una nueva vía para que el Fisco español pueda reclamarles ciertas cantidades o sancionarles. Pero el Ministerio de Hacienda aún no ha decidido qué pasos dará para dar cumplimiento a esta sentencia. Sus movimientos estarán supeditados a lo que haga Bruselas, de la que esperan un análisis de la situación, como señalan fuentes del departamento de María Jesús Montero consultadas por La Información.

Esto supone que el cierre definitivo de todo este caso se vaya a dilatar aún más en el tiempo. El asunto está pendiente desde 2019, después de que el Tribunal General anulara la decisión de la Comisión Europea de instar al Estado a que recuperara esas ayudas que consideraba ilegales. Por lo que ahora comienza un proceso en el que se tendrán que resolver numerosas incógnitas. Para empezar, Hacienda tendrá que decidir qué medidas se van a tomar para ejecutar el cumplimiento de lo que determina la máxima instancia judicial europea. Algo que le corresponde debido a que la propia Bruselas ya señaló que quien debía dar los pasos necesarios para ello tenía que ser la administración española.

Una de las dudas principales es la cantidad que se le reclamará a los cuatro clubes implicados, que contaban con un tipo fiscal del 25% desde 1990 frente al 30% del resto. Expertos fiscales consultados por esta redacción señalan que los cálculos no serán fáciles de ejecutar. El motivo es que hay que tener en cuenta variables como los años de los que disfrutaron de esta ventaja o la situación económica en la que han estado durante el periodo en el que han contado con estas ayudas de Estado. Lo que implica analizar caso por caso cuánto sería lo que se podría reclamar en función de las leyes fiscales. Para lo que habría que tener en cuenta los plazos de prescripción. Circunstancia que en España se sitúa en los cuatro años, como establece la Ley General Tributaria. 

Otro asunto es determinar cuál es la fórmula escogida para recuperar esas ayudas. Los expertos consultados por este diario apuntan a que lo más plausible es que se multe a los clubes vasco, navarro, madrileño y catalán por esta circunstancia que disfrutaron durante dos décadas. Cuando el caso comenzó a andar, la Comisión ya apuntó a que las sanciones se movieran entre cero y cinco millones de euros en función de la situación del club. Una cantidad que debía afinar la Hacienda española, al ser una parte del proceso de recuperación de este respaldo estatal de los cuatro por no constituirse como sociedades anónimas. Esta cuestión no es menor, ya que no solo hay que tener en cuenta las posibles prescripciones. También hay que recordar que el Athletic y Osasuna responden ante regímenes forales con condiciones distintas al del resto del Estado. 

La decisión del TJUE insta a que España cumpla la voluntad de Bruselas de recuperar esas ayudas de Estado ilegales, por las que estas entidades tuvieron un tipo fiscal del 25% frente al 30% del resto de equipos. El fallo llega después de que el tribunal haya desestimado un recurso del Barça, que logró que el Tribunal General europeo anulara en 2019 la decisión de la Comisión por considerar que no había acreditado la existencia de esa ventaja económica concedida a los beneficiados. Bruselas no se rindió, e interpuso un recurso de casación que ha sido estimado. En concreto, el TJUE destaca que "el mero hecho de que se otorgaran ayudas individualmente a los clubes con arreglo al régimen de ayudas controvertido no puede tener incidencia en el examen que ha de efectuar la Comisión a efectos de determinar la existencia de una ventaja". 

Por lo tanto, el Tribunal de Justicia tiene claro que este sistema es discriminatorio. El mismo se inició en 1990, al excluir de la obligación de transformarse en sociedad anónima a los clubes que tuvieran una mejor situación económica. Esto facilitó que los cuatro equipos fueran una excepción con respecto al resto del fútbol español, al mantenerse como sociedades sin ánimo de lucro. Algo que el TJUE considera que les favorecía desde el momento en el que se constituyeron de manera diferente. Situación que se ha mantenido hasta 2016, cuando España modificó el régimen fiscal Athletic, Barça, Real Madrid y Osasuna a instancias de Europa. Por lo que desde ese año, todos los miembros del 'deporte rey' nacional tributan lo mismo.

Fuentes de Hacienda insisten en que van a esperar al análisis que hace la Comisión Europea de la sentencia. "Estamos en proceso de analizar la sentencia. Hay que esperar a qué decide Bruselas. Por lo que no es tan simple sacar una conclusión", destacan estas fuentes. Lo único claro, como recuerdan, es que desde 2016 todos los clubes tributan igual. La duda está en cómo se resolverán esos privilegios que cuatro históricos del fútbol tuvieron por encima del resto. 

Mostrar comentarios